Del mercado a tu mesa

Category - Frutas

Como preparar y presentar las frutas de la mejor manera

Los melones cantalupo de Frutas Charito

Aunque la piel áspera del cantalupo no es exactamente bonita, es el interior lo que cuenta en estos melones. La fruta es parte de la familia calabaza y es conocida por ser super hidratante y dulce.

La pulpa suave y jugosa de la fruta y el sabor dulce también la convierten en el sustituto perfecto de los aperitivos y postres azucarados de alta caloría. ¡Una porción tiene sólo 60 calorías!, y dado que el melón es un 90 por ciento agua, es también la fruta perfecta para ayudar con la hidratación durante los meses de verano calientes y pegajosos.
Melón Cantalupo

Unos 200 gramos de melón aportan el 100 por ciento de los valores diarios recomendados de las vitaminas A y C, que es precisamente la razón por la cual a este melón se le califica como “fruta de belleza”. Su carne naranja está llena de beta-caroteno, que se convierte en vitamina A en el cuerpo y ayuda a promover la piel sana, mediante el adelgazamiento de la capa externa de las células muertas de la piel que puede obstruir los poros y causar manchas. Los estudios también muestran que la vitamina A puede ayudar a proteger la piel contra los dañinos rayos UV y el ozono. El melón puede incluso ayudar a prevenir las arrugas, ya que los estudios sugieren que dosis bajas de betacaroteno pueden mejorar la elasticidad y el envejecimiento prematuro de la piel.

La vitamina C, por otro lado, puede ayudar con una serie de dolencias: cáncer, enfermedades cardiovasculares, cataratas y ¡el resfriado común! Y rivaliza con los plátanos en el aporte del potasio necesario a diario.
Melones de la variedad cantalupo

Los cantalupos maduros deben tener una prominente red dorada en la corteza que se destaca de la piel suave subyacente, y exhalar una fragancia suavemente dulce. El extremo superior ha de mostrar una presencia lisa lo que indica que estaba maduro cuando se recogió y se separó de la planta de manera limpia, mientras que el otro extremo debe ceder ligeramente cuando se presiona.

Puede mantenerlos a temperatura ambiente, pero para un tratamiento más refrescante es preciso guardar el melón en la nevera (o incluso también en el congelador). Asegúrese de comerlo tan pronto como esté maduro, ya que los melones continúan madurando separados de la planta. Para obtener todas esas vitaminas que mejoran la belleza disfrute del melón con alimentos ricos en zinc, lo que ayuda al cuerpo a utilizar el 100 por 100 de la vitamina A. Una sugerencia: mezclar trozos de cantalupo en yogur, que es naturalmente alto en zinc.

ENSALADA DE MELÓN, MOZZARELLA, RÁBANO Y JAMÓN IBÉRICO
Ensalada de melón, mozzarella y jamón

Ingredientes:
1/2 Melón Cantalupo
120 gr de mozzarella en forma de bolas
Unas lonchas de jamón ibérico
Rabano
Hojas de menta

Aliño:
2 cucharadas de Aceite de oliva suave
1/2 lima ligeramente exprimida
Sal
Pimienta de Szchuan

Vamos al lío, para este receta necesitaremos un sacabolas pequeño para poder vaciar el melón con él.
Sacaremos todas las bolas que sean posibles procurando no romperlas mucho.

Luego cortamos en rodajas muy finas de rábano y el jamón en tiras estrechas y lo reservamos. También podemos ir
seleccionando algunas hojitas de menta y colocarlas cuidadosamente sobre un plato o superficie y colando el agua de las bolitas de mozzarella.

Una vez que tengamos todo listo empezamos a montar la ensalada como la vemos en la fotografía, intercalando ingredientes y colores.

Este es el momento de ponerse creativo y jugar con los ingredientes, puede hacerlo como quiera!

Para el aliño cojemos un bol pequeño, ponemos el aceite, la lima, sal al gusto y pimienta de Szhuan recién molida,
y reservamos en un recipiente para en el último momento echar por encima de la ensalada y listo!

Receta de KEMA Food


Más información, pedidos o compra on-line en nuestra web Frutas Charito
Frutas Charito

Frutas Charito: adiós astenia primaveral

Frutas y verduras para la astencia primaveral

¿Podemos combatir la astenia primaveral de forma natural? Rotundamente sí. La elección de una buena alimentación nos puede ayudar a remontar ese “bajón” que, con más o menos síntomas, nos afecta a todos.

No a todo el mundo le sienta igual la llegada de la primavera. Alergias aparte, con ella tiene lugar un acontecimiento que influye de manera determinante en el organismo: el cambio de hora. Después de llevar varios meses siguiendo unos horarios y unos hábitos concretos, llega el momento de cambiar las manillas del reloj y disfrutar de más horas de sol. Un hecho que, aún siendo positivo, alberga un gran inconveniente, y es que nuestro reloj interno, nuestro ritmo circadiano, puede notar esta variación horaria, manifestando el malestar a través de diversos síntomas (somnolencia, cansancio, cambios de humor…) que pueden durar hasta un par de semanas.

Fresa para la astenia primaveral

Sin embargo, hay formas naturales de combatir la astenia primaveral, y una de ellas es mediante la alimentación. En Frutas Charito te proporcionamos productos que, sin recurrir a suplementos nutricionales ni a la farmacopea, puedan suministrar la energía y los aminoácidos implicados en el estado de ánimo que nos haga remontar de forma natural, y nos conceda vivir con normalidad ese periodo de transición.

Aquí van algunas sugerencias:

Fresas: ricas en vitamina C, ácido fólico y antioxidantes. Además de ser baja en calorías, lo que favorecerá mantener la línea, evita la retención de líquidos.

Aguacate: aún con el “pero” de ser un alimento con un importante aporte calórico, es, por el contrario, uno de los más nutritivos y fundamental en una dieta equilibrada. Aporta grasas consideras “buenas” que favorecen el combate permanente con el colesterol, al mismo tiempo que es una fuente de vitaminas y fibra.
Fruta para la astenia primaveral

Albaricoque: tan delicioso como beneficioso por sus propiedades antioxidantes y su cantidad de vitaminas (A, B, C y K) y minerales. Recomendable por reforzar el sistema inmunológico, uno de los frentes más delicados con los cambios de temperatura tan habituales en el cambio estacional.

Limones: un líder entre los productos con contenido de vitamina C, lo que colaborará en prevenir trastornos de hígado, en eliminar líquidos, en regular la circulación y en protegernos de problemas digestivos.
Platános suministro energético

Plátanos: los nunca suficientemente valorados. Fruta energética donde la haya, es también abastecedor de triptófano, el aminóacido más de moda como antidepresivo natural.

Setas y hongos: ricas guarniciones que son depurativas, sabrosas y nutritivas.

Verdura de hoja verde: no pueden faltar en cada comida para recuperar vitalidad gracias al ácido fólico, con lo evitaremos debilidad, fatiga e irritabilidad.

Cereales integrales: con sus hidratos de carbono de lenta absorción nos alimentarán de la energía necesaria para combatir la sensación de cansancio.

Estos son solo algunos de los alimentos que te permitirán “surfear” sobre la astenia primaveral, combínalos con algo de ejercicio, una dieta equilibrada y disfruta de la vida al aire libre y tu cuerpo se adaptará inmediatamente a la nueva estación con más ánimo y mucho mejor humor.


Green smoothie

Por su contenido en verduras, este smothie es ideal para ser tomado por la mañana justo antes o durante el desayuno, o bien por la tarde, unas dos horas antes de cenar.
Batido energizante de verdura

Ingredientes:
4 hojas de lechuga
4 hojas de espinacas frescas
1 tallo de apio
½ pepino

Lavar y trocear todos los ingredientes. Poner en la batidora con dos cubitos de hielo y batir durante dos minutos.
Este batido es excelente una fuente de clorofila (potente antioxidante para combatir los radicales libres), vitaminas entre las que cabe destacar el ácido fólico, (o vitamina B9) que ayuda a construir nuevas células. El apio y el pepino son excelentes depurativos para el organismo (diuréticos) que se encargarán de eliminar las toxinas del organismo, a la vez que nos aportarán una excelente fuente de vitaminas, minerales y fibra (para evitar el estreñimiento).


Más información, pedidos o compra on-line en nuestra web Frutas Charito
Frutas Charito

Frutas Charito: tiempo fresón

Fresón de Huelva

Como cada año la temporada del fresón extiende su vivo color rojo por mercados de toda España, y de media Europa. Fruta recogida en su mayoría en ese enorme huerto que es Huelva, y en menor medida de Extremadura, Valencia y el Maresme suministran salud a todo un continente.

Todos conocemos las cualidades organolépticas de los fresones: frutos carnosos, jugosos y dulces, con un punto de acidez dependiendo de la variedad, su forma de corazón y su color rojo intenso, que puede ser más rosado o anaranjado también dependiendo de la variedad, conquista a los paladares en su degustación, sea en fresco, en batidos, en mermeladas, en postres elaborados e incluso como ingrediente en platos salados.
Fresón de Palos

El fresón, a parte de ser una fruta vistosa, jugosa y de un sabor que suele gustar a todo el mundo, contiene una serie de valores nutricionales muy beneficiosos para el organismo y que pueden, en algunos casos, hasta ayudar a prevenir algunas enfermedades. Debemos aprovechar la temporada fresones, pues además de ser una fruta exquisita, sus propiedades nutricionales son muy importantes, pocas calorías (unas 35 kcal. por cada 100 gramos), mucha agua (85%), hidratos de carbono (fructosa, glucosa y xilitol) y son ricas en vitamina C y vitamina P o flavonoides (antocianos); también proporciona vitamina E y minerales, como el potasio, el magnesio o el calcio, y naturalmente fibra.

Como práctica para una mejor conservación conviene guardarlas en el frigorífico a unos 4º C, y sacarlas una hora antes de su consumo para apreciar todas sus virtudes. No se deben lavar hasta que no se vayan a consumir, no sumergirlas en agua para no perder su sabor ni retirar el peciolo antes de lavarlas.

El alcance gastronómico del fresón es infinito y su facilidad para todo tipo de alianzas y combinaciones transformadas en recetas nos permiten elaborar maravillosas combinaciones, tanto dulces como saladas, ya sean en primeros platos o como postre en cualquier menú.

Le proponemos dos opciones, una plenamente repostera y otra como ingrediente en un fresca y nutritiva ensalada. En ambas son una maravilla.


Receta de tarta de fresones con crema de naranja
Repostería con fresón

Ingredientes:
Para la masa:
125 gr de harina
50 gr de mantequilla 
2 cucharadas de azúcar
1 huevo pequeño
Una pizca de sal

Para la crema:
300 gr de fresones
4 yemas de huevo
2 naranjas
80 gr de azúcar
1 cucharada colmada de harina fina de maíz

Para el sirope:
125 gr de azúcar
1 piel de naranja
Jengibre
60 ml de agua (8 cucharadas)

Para la masa mezclamos la harina, la mantequilla, la sal y el azúcar y la trabajamos frotando con las manos, de manera que la masa adquiera la textura de la arena,  en este punto añadimos el huevo y mezclamos. Hacemos una bola la envolvemos en papel film y la llevamos al frío durante una hora.

Se engrasa el molde, se estira la masa sobre papel de horno y se coloca con cuidado en el molde, se deja en la nevera una hora.

Calentar el horno a 180º.

Cubrimos la tartaleta  con papel de horno y la cocemos durante 15 minutos. Se retira el papel y se cuece 8 minutos más.

Pelar una naranja en forma de tirabuzón y reservar.

Rallar la piel de la otra y mezclar con el azúcar, las yemas y la harina. Batir todo muy bien.

Añadir el zumo de las naranjas y poner a cocer al baño maría removiendo a menudo hasta que espese la crema. Dejar enfriar.

Para el sirope se corta en juliana la piel de la naranja y se trocea el jengibre. Añadir azúcar y agua, llevarlo a ebullición a fuego suave removiendo a menudo hasta que el azúcar se disuelva.

Se rellena la tartaleta con la crema, se colocan las fresas y se bañan con el sirope.

Receta de Cousas de Milia


Receta de  ensalada de fresón con espinacas
Ensalada de fresón y espinacas

Ingredientes:
500gr de fresas en rodajas
200gr de almendras laminadas
Una bolsa de hojas de espinaca frescas

Aderezo:
1/4 cucharadita de pimentón
1/8 cucharadita de salsa inglesa
1/4 taza de aceite vegetal
Dos cucharadas de azúcar
Una cucharada de cebolla morada o blanca finamente picada
Una cucharadita de semillas de sésamo
Una cucharadita de semillas de amapola
Dos cucharadas de vinagre de sidra o manzana
Sal
Pimienta

Para iniciar a preparar la ensalada, lo primero que haremos es tostar las almendras en un sartén a fuego medio, por algunos minutos.

Una vez listas, podemos mezclar en una ensaladera las fresas, espinacas y almendras tostadas.

Por otro lado, para el aderezo, debemos colocar todos los ingredientes en la licuadora y batir hasta que todo quede integrado.

Ya que esta lista la salsa, la vertemos sobre las espinacas y fresas y podemos disfrutar de una saludable ensalada.

Consejo de Recetas Fáciles


Más información, pedidos o compra on-line en nuestra web Frutas Charito
Frutas Charito

Frutas Charito: castañas, símbolo del otoño

Castañas

Una de las imágenes evocadoras de que el frío acecha son las castañas, y una de las postales clásicas del otoño/invierno en Madrid era, cada vez menos, las brasas y el humo blanco del asador callejero de castañas.

Aunque se acostumbra a clasificar dentro del grupo de los frutos secos, la castaña es muy diferente del resto de miembros de este grupo. Su componente principal son los hidratos de carbono, aproximadamente un 40%, mientras que en el resto de frutos secos rondan el 15-20%. Debido a esta proporción tan elevada de hidratos de carbono, las personas con diabetes tendrían que moderar su consumo.

Además, contiene muchas menos proteínas y grasas que el resto de frutos secos; por lo tanto, a pesar de ser una fuente de energía adecuada en situaciones de esfuerzo, no es tan calórica como otras.
Castañas

También hay que destacar su contenido en potasio, recomendable en casos de hipertensión, y en ácido fólico, muy beneficioso durante el embarazo. Es fuente también de vitaminas antioxidantes como la E y la B3.

Las primeras castañas frescas aparecen en el mercado en otoño y, dado que se pueden conservar con facilidad, es posible encontrarlas hasta finales de invierno. Sirva como pista a la hora de adquirir castañas que hay tener en cuenta el estado de la piel o cuero externo. Una corteza brillante y lustrosa es señal externa de la calidad del fruto.

En Frutas Charito puede encontrar castañas frescas, peladas, precocidas y envasadas al vacío…. Una vez en su domicilio se deben conservar en un lugar fresco y seco hasta el momento de su consumo o utilización. Si están peladas y cocidas, se pueden conservar durante algunos días en el refrigerador. También se pueden congelar, tanto crudas como cocidas, y de este modo se mantienen en buenas condiciones durante aproximadamente 6 meses.
Gastronomía con castañas

Se aconseja colocar las castañas frescas extendidas en cestos. Nunca se deben introducir en bolsas de plástico, ya que acabarían enmoheciéndose.

El consumo de castañas crudas no está muy extendido, ya que de esta manera resultan ásperas y duras. Se suelen someter a un tratamiento culinario previo a su consumo, asándolas o cociéndolas.
Si se van a consumir las castañas asadas no es preciso pelarlas previamente, basta con hacerles un corte en la corteza para evitar que se revienten durante su preparación. Por el contrario, es necesario pelarlas si se van a cocer.

Las castañas se emplean desde hace tiempo en multitud de receta. Enteras o en puré, suponen una excelente guarnición para la carne de caza, combina muy bien con todo tipo de aves y carnes, así como con otros vegetales. Las castañas constituyen un ingrediente fundamental de muchas recetas de repostería, más o menos complicadas. Hurgando en la memoria a muchos les vendrá el recuerdo de un postre muy tradicional en España, como eran las castañas cocidas con anís.


Receta de sopa de castañas y setas
Sopa de setas y castañas

Ingredientes:
1 litro de caldo de pollo
250 gr. de castañas peladas
30 gr. de setas
Nata líquida
3 lonchas de jamón ibérico
Sal
Pimienta

Comenzamos hidratando las setas poniéndolas en un colador bajo el grifo del agua fría. Limpiamos bien y dejamos reposando en agua templada entre 20 y 30 minutos. Las cortamos en trozos pequeños.

Cortamos también el jamón.

En una olla vertemos el caldo de pollo, añadimos las castañas y cocemos a fuego medio hasta que queden blandas. Retiramos y reservamos algunas castañas. El resto las pasamos junto con el caldo de cocción por la batidora hasta lograr la textura deseada.

Salpimentamos y añadimos las setas. Volvemos a poner al fuego y mantenemos a fuego lento unos minutos más. Sumamos un poco de nata líquida y el jamón.

Removemos, retiramos y servimos añadiendo las castañas que habíamos reservados previamente.

Receta de ABCdeSevilla


Más información, pedidos o compra on-line en nuestra web Frutas Charito
Frutas Charito

Frutas Charito: mango, rey de las frutas tropicales

Mango, fruta tropical

Para muchos el rey de las frutas tropicales, el mango es ya un clásico:, un fruto carnoso, sabroso y refrescante, extremadamente versátil a la hora de consumir, y te lo mostramos con una receta de flan de mango.

El mango se cultiva desde tiempos prehistóricos y existen referencias escritas sobre este fruto que datan aproximadamente del año 2000 antes de Cristo. Originario de la India y Birmania donde siempre ha sido objeto de veneración. En el hinduismo, el dios Ganesha , simbolizado por la cabeza de un elefante, reverenciado como patrono de las artes y las ciencias, del conocimiento y la inteligencia, sostiene en sus manos mangos perfectamente maduros como símbolo de los logros de los devotos y de su potencial de perfección.

Conocido también como “melocotón de los Trópicos”, el mango es rico en fibra, minerales (fósforo, calcio, potasio), vitaminas (especialmente A y C) y ácido fólico.
Mangos, frutas tropicales

A la hora de consumir mango es importante que esté ligeramente blando y que desprendan un buen aroma, ya que el mejor sabor del mango se consigue cuando está maduro. El color de la piel no es un indicador de madurez, esta coloración nos cuenta únicamente cuál es la variedad de la fruta. Por ello, déjese aconsejar por el equipo de Frutas Charito, nos indica aproximadamente en qué momento lo va a utilizar y elegiremos la pieza idónea. No admitimos fracasos.
Sirva como recomendación que esta fruta sólo se debe conservarse el frigorífico si se quieren consumir frío, y únicamente durante el tiempo que necesiten para alcanzar la temperatura deseada.

El mango es todo un manjar como fruta fresca, de hecho es el uso preferido de los consumidores, pero funciona a las mil maravillas al incluirlo en ensaladas o como “contorno” de carnes, y sus posibilidades se despliegan si pensamos en convertirlo en zumos y mermeladas, enorme su comportamiento en toda la repostería y vital en esa delicia asiática que se denomina chutney, la materialización de todos los sabores.

Pero vamos con un consejo práctico: ¿cómo pelar y cortar un mango sin armar un estropicio?. Hemos encontrado un video que nos facilitará dos formas sencillísimas y originales de extraer lo mejor del fruto, aprovechando toda la pulpa.


Receta de flan de mango
Postre de mango

Ingredientes:
2 mangos maduros
100 gr. de azúcar
60 gr. de harina de maíz
4 huevos
1 litro de leche
Vainilla en polvo
Caramelo líquido

Pela los mangos y trocéalos para triturarlos junto con la leche.
Bate el resto de ingredientes, es decir, el azúcar, los huevos, la vainilla y la maicena, hasta conseguir una crema fina.
Junta ambas preparaciones y vierte el resultado en flaneras individuales, cuyo interior habremos caramelizado previamente.
Prepara un baño María y hornea las flaneras a 180ºC durante 45 minutos aproximadamente.
Una vez los flanes hayan cuajado, los sacamos del baño María y dejamos enfriar antes de desmoldar.
Decora los flanes con unas frambuesas cortadas por la mitad y unas láminas muy finas de mango (sin pelar).
Para evitar que la superficie de los flanes se queme durante el horneado, cúbrelos con papel aluminio o con una placa de horno.

Receta de la web ABCdeSevilla


Más información, pedidos o compra on-line en nuestra web Frutas Charito

Frutas Charito

Frutas Charito: Sopa fría de melocotón

Melocotones en sopa fría

Llega el calor y surgen los melocotones, unos rojos, también llamados de agua o fresquillas, otros amarillos, también denominados de viña, más allá las nectarinas y un poco más lejos los paraguayos. Los hay de piel lisa o aterciopelada, de pulpa blanda y jugosa o de carne prieta. Los hay de sabor dulce o ligeramente acidulado.

Tamaño derroche de diversidad viene dado por que en el mundo se cultivan del orden de dos mil variedades de melocotón (en España llega al centenar) y con cada temporada van surgiendo al mercado más.

Con todo ello, el mayor problema se presenta en encontrar el melocotón ideal, para que su compra no se convierta en una lotería. Por ello en Frutas Charito nos esforzamos en seleccionar los mejores melocotones, dulces y aromáticos, valorando a los productores cuya profesionalidad y experiencia nos han confirmado una calidad de forma constante.

Solucionada esa lotería que algunas veces significa escoger el melocotón “fetén”, les proponemos dar a esta fruta una finalidad diferente a la habitual, comerlos en crudo, tal cual, como siempre se ha hecho, y poder jugar en la cocina aprovechando sus mejores valores (sabor y aroma) en presentaciones bien diferentes, para incluirlos en primeros platos, refrescantes y nutritivos, y no exentos de presencia.


Receta de sopa fría de melocotón, albaricoque y queso de cabra

Sopa fría de melocotón y albaricoque

Ingredientes (4 personas:
3 melocotones
12 albaricoques
Un pepino pequeño
½ pimiento rojo
2 cucharadas de miel
100 g de rulo de cabra
50 ml de vinagre de manzana (ajustar al gusto)
Aceite de oliva virgen extra
Un diente de ajo grande
Dos rebanadas de buen pan de hogaza
Cebollino o perejil
Sal
Pimienta

Pelar y cortar los melocotones en dados. Deshuesar los albaricoques y cortarlos en cuartos. Pelar y despepitar ⅔ del pepino y hacer dados con ⅔ del pimiento (reservar el resto para decorar).

Poner en un bol o tartera la fruta y las hortalizas en dados con el vinagre, la miel, un poco de sal, pimienta, dos cucharadas de aceite, el ajo partido por la mitad y la mitad del queso de cabra. Mezclar bien, tapar y dejar reposar toda la noche en la nevera.

Descartar el ajo y procesar la marinada con ¾ de taza de agua (o más, si queda demasiado espesa), corrigiendo de sal, pimienta y acidez. Enfriar una hora más para que se mezclen bien los sabores.

Poco antes de servir la sopa, cortar el pan en dados y dorar en una sartén con un chorrito de aceite de oliva (poco, no tiene que estar frito). Enfriar sobre un papel de cocina.

Servir la sopa con los tostones de pan, unas láminas finas de pepino y pimiento, un poco de cebollino (o perejil picado), un poco de queso de cabra desmigado, aceite, pimienta.

Receta cortesía de El Comidista. El País

Más información, pedidos o compra on-line en nuestra web Frutas Charito
Página web de Frutas Charito

 

Frutas Charito: clementinas

Clementinas recién cosechadas

Estamos en plena temporada de cítricos, tiempo en que se encuentran en su mejor época para su consumo. Clementinas, mandarinas, naranjas de mesa, naranjas para zumo deben ser incorporados a nuestra dieta, sumándolos al recetario para aprovechar sus mejores propiedades.

Por lo general los cítricos han sido asociados a la aportación de uno de los nutrientes más valioso para nuestra salud: la vitamina C, el elemento que nos hace resistentes a los catarros y gripes cuando surgen los primeros fríos. Pero sus propiedades no se restringen al suministro de este potente antioxidante, pues también nos abastecen de minerales vitales para el organismo, caso del potasio el magnesio, o de vitaminas B, como el ácido fólico, de carotenos, que cuidan de la salud de la piel  y de la visión, o de flavonoides, asociados a disminuir riesgos cardiovasculares y protectores de la salud cerebral.

Si a ello sumamos que los cítricos suponen un alto contenido acuoso y un aporte importante de fibra, son alimentos perfectos para cuidar la figura, ya que ofrecen muy pocas calorías. En resumidas cuentas, es una fruta ideal en cualquier rango de edad y sea cual sea la actividad física de la persona.

Clementinas de Frutas Charito

Nuestros puestos en el Mercado de Chamartín se han vestido del característico color naranja, entre los que resaltan especialmente las Clementinas, a las que no debemos confundir con las mandarinas. Este híbrido, fruto de un cruce casual entre la naranja y el mandarino fue descubierto a finales del siglo XIX por Vicent Rodier, padre clemente (ya tenemos el origen de la denominación del fruto) responsable del cuidado de un jardín plantado de mandarinos del orfanato de Misserghin, en Argelia. Es de menor tamaño, más dulce, más jugosa, sin semillas y más fáciles de pelar que sus congéneres las mandarinas.

Y entre ellas las clementinas naturales recién recolectadas, sin tratamiento post cosecha y traídas desde el árbol a su mesa en 48 horas, lo que asegura que el fruto ha sido recogido en su momento óptimo de maduración. Es parte de nuestra apuesta por mantener el sabor más natural posible de nuestros productos.

Aunque tradicionalmente se ha considerado a la clementina como la típica fruta de mesa, en los últimos años su presencia no solo está garantizada en desayunos, meriendas o postres, también se ha integrado en el recetario integrándose en ensaladas, salteadas con verduras, acompañado a pescados –como el elemento ácido en los escabeches- y, por supuesto, como actriz principal en zumos, confituras, helados y una amplia variedad de postres.

RECETA DE ENSALADA DE PAVO CON SALSA DE CLEMENTINAS

Ensala de pavo y salsa de clementinas

      Ingredientes:
Para la ensalada
Brotes tiernos
1 Pechuga de pavo
Queso feta
Uvas pasas
Almendras tostadas

Para la salsa con clementina
4 Clementinas
2 Chalotas
8 cucharadas Aceite de oliva virgen extra
4 cucharadas Vinagre de vino tinto
Sal y azúcar

Preparación de la salsa de clementinas:

Pica las chalotas muy finas y ponlas a rehogar con un poco de aceite y una pizca de sal en un cazo u olla no demasiado grande. Mantén a fuego medio hasta que estén doradas removiendo de vez en cuando.

Mientras se dora las chalotas, ralla la piel de dos clementinas (utiliza un rallador lo más fino posible) y reserva.

Añade la ralladura y con la ayuda de un tenedor exprime el jugo de las cuatro clementinas.

Deja que hierva lentamente hasta que la textura sea un poco densa, similar al jarabe(unos 5 minutos).

Añade 4 cucharadas soperas de vinagre de vino tinto, dos pizcas de sal y una de azúcar.

Remueve durante un minuto y agrega las ocho cucharadas de aceite de oliva.

Baja el fuego e integra todo bien durante un par de minutos.

Montando de la ensalada de pavo:

Coloca los brotes tiernos en el fondo del plato y alíñalos con un poquito de sal y aceite (menos de lo que echarías normalmente).

Corta el queso feta en cuadraditos no demasiado grandes y añádelos de forma irregular.

Pela las almendras (en caso de que vengan con cáscara) y con la ayuda de un cuchillo cebollero dales un golpe seco y échalas por encima.

Retira la grasa y la ternilla de la pechuga de pavo y dale varios cortes en diagonal para que el calor penetre con más facilidad. Con un poco unta ligeramente la pechuga por ambos lados.

Cocínala en una sartén o plancha sin aceite y a fuego medio-alto hasta que esté dorada por ambas caras (el tiempo varía mucho dependiendo del grosor). Añade sal y pimienta en el último momento.

Saca la pechuga a una tabla, trínchala en dados no demasiado pequeños y añádela en la ensalada.

Por último echa unas pasas y un poco de salsa de clementina. El resto de la salsa échala en un cuenco para que los invitados puedan servirse más si así lo desean. ¡A triunfar!

Receta de Ideasparacocinar

Receta de salmorejo de cerezas y remolacha

Salmorejo de cereza y remolacha

Una reinvención de receta de salmorejo que te va a sorprender por la frescura y potencia de sabor.

 

Ingredientes (6 personas):

700 g de tomates muy rojos y carnosos, tipo pera
500 g de cerezas maduras
2 remolachas medianas (unos 150 g cada una) crudas, a poder ser
150 g de pan de hogaza duro
75 ml de aceite de oliva virgen extra (yo usé de arbequina)
Vinagre de Jerez o manzana al gusto
Sal
Pimienta
100 g de queso tipo feta desmigado
50 g de nueces peladas

 

Lavar y pelar los tomates –un corte en cruz y unos segundos de escaldado ayudan en la tarea– y deshuesar las cerezas. Pelar las remolachas y cortarlas en dados grandes.

Procesar en una batidora americana o robot de cocina los ingredientes del paso uno con el aceite, vinagre al gusto –lo suyo es que quede alegre–, un vaso de agua y un poco de sal.

Añadir el pan cortado en trozos medianos (para que se empape más fácilmente). Dejar reposar unos minutos y volver a procesar hasta obtener una crema fina y espesa.

Poner en la nevera un mínimo de dos horas, hasta que esté bien fresco. Servir con un poco de queso feta desmigado, unas nueces picadas, un chorrito de aceite de oliva virgen extra y pimienta negra recién molida.

 

Receta de El Comidista

Receta de mousse de albaricoques y melocotones frescos

Postre de albaricoques y melocotones frecos

Albaricoques y melocotones son ingredientes principales de multitud de riquísimos postres, como esta mousse. Una forma sencilla de disfrutar de los sabores de temporada que aportan estos frutos con hueso.

Ingredientes:

300 gr. albaricoques frescos pelados y troceados
300 gr. melocotones frescos pelados y troceados
200 gr. azúcar, yo uso fructosa
200 gr. nata montada con el azúcar
4 claras de huevo montadas a punto de nieve

 

Triturar bien los albaricoques y los melocotones, si nos queda demasiado líquido, colar.

Añadir la nata montada, muy suavemente, y luego las claras con movimientos envolventes para evitar que se bajen.

Colocar en moldes individuales o en un cuenco grande.

Enfriar hasta el momento de servir.

 

Receta cortesía de la web Cookpad

Receta de salsa de frutos rojos

Receta de salsa de frutos rojos

Ingredientes:

1/2kg de frutos rojos al gusto
Vinagre de módena
Agua
1 vaso de vino tinto
2 cucharadas de azúcar moreno
1 hoja de laurel
1 trozo de canela en rama
1 anís estrellado (opcional)

 

Lo primero que debes hacer es seleccionar tus frutos rojos favoritos. Puedes escoger, frambuesas, fresas, cerezas, etc., siempre y cuando en su conjunto no superen el medio kilo. Pues esta es la cantidad ideal para no darle un sabor excesivo ni, por el contrario, escaso.

Ahora que ya sabes los frutos rojos que quieres, es el momento de empezar a preparar la salsa. Trocea los frutos rojos más grandes, cómo las fresas, colócalos en una sartén y caliéntalos a fuego lento. Ves removiendo con una cuchara de madera para que no se peguen.

Cuando estén un poco calientes, empieza a agregar 1 cucharada de vinagre de Módena por 2 de agua hasta tapar los frutos rojos. Si no te gusta el vinagre de módena, puedes utilizar zumo de naranja, que también le da un sabor delicioso a la salsa. Déjalo a fuego lento durante 5 minutos, aproximadamente, sin dejar de remover.

Ahora, sube un poco el fuego y añade medio vaso de vino tinto a la salsa de frutos rojos. Para aromatizar la salsa, agrega la canela, el anís estrellado y la hoja de laurel. Aunque estos ingredientes no son estrictamente necesarios, los recomendamos porque le otorgan un mejor sabor.

Cuando el líquido se haya consumido, vierte la otra mitad del vaso de vino y el azúcar moreno. Vuelve a bajar el fuego al mínimo y sigue removiendo. La cantidad de vino tinto puede variar en función de tus gustos, si quieres que el sabor sea más intensa, aumenta la cantidad, y si quieres que se note menos, redúcela. Si la van a tomar niños, te recomendamos que reduzcas considerablemente la cantidad o elimines el vino tinto de la receta.

Con la cuchara ves aplastando los frutos rojos o, si te gustan enteros, déjalos tal cual. Deja la salsa a fuego lento hasta que quede algo más de medio dedo de líquido, luego retírala. Si no te gustan los grumos ni las pepitas de los frutos rojos, puedes batir la salsa y colarla.

¡Y lista! Ya tienes tu salsa de frutos rojos preparada para servir. Esta salsa es ideal para condimentar el magret de pato o darle un toque diferente a los filetes de pavo. Para postres también es perfecta.

Receta de la web UnComo