Del mercado a tu mesa

Tag - ternera

Ternera de Extremadura

Ternera rosada de Carnes Cesáreo Gómez

La carne amparada por la Indicación Geográfica Protegida Ternera de Extremadura se corresponde con las producciones de vacuno en extensivo que durante siglos ha sido practicada en el ecosistema de la Dehesa en la Comunidad de Extremadura. Un espacio natural único donde conviven con las ganaderías de ovejas merinas, el cerdo ibérico y la fauna silvestre, siendo la Dehesa un ejemplo de explotación donde los criterios de sostenibilidad, respeto y conservación del medio ambiente son valores básicos y que redunda en la preservación del patrimonio natural de la región.

En este valuarte natural se desarrolla la crianza de las razas amparadas por la IGP Ternera de Extremadura comprende el ganado de las razas autóctonas Retinta, Avileña Negra-Ibérica, Morucha, Berrendas y Blanca Cacereña, y sus cruces con las razas Charolesa y Limusina, razas cárnicas que dan un producto muy valorado por el consumidor, pues aunan todos los criterios y tendencias de consumo actuales, tanto en el proceso de obtención como en el de elaboración y características organolépticas, y donde se vigilan todos los parámetros de calidad: origen, raza y certificación de la trazabilidad del producto en todo el proceso de crianza, controles que se convierten en garantía de sabor y calidad para el consumidor.

Ternera rosada extremeña en Carnes Cesáreo Gómez

 

En boca, en una carne con un sabor más pleno, más jugosa, lo que se traduce en más grasa entreverada por el consumo de bellota, una textura más firme y a la vez tierna y con más concentración de nutrientes.

Nos quedamos con una definición del perfil de esta carne que realizaba el profesor Jorge Ruíz, de la Facultad de Veterinaria de la Universidad de Extremadura: “Una carne caracterizada por su intensidad en el sabor, en concreto el Umami (definido por los japoneses como sabor suculento o delicioso que completa la calidad del aroma), por su color rojo intenso, su aspecto marmoreado (grado de veteado), su terneza, una textura jugosa y de escasa pastosidad y la intensidad y la persistencia de su aroma cárnico”.

Quién se puede mostrar reacio a hincar el diente a un corte de ternera de Extremadura después de semejante apología. Pura poesía para un carnívoro.

Además de tener acento propio; esta carne es un alimento de los más completos y naturales que existen dentro de una dieta equilibrada. La Ternera de Extremadura aporta gran cantidad de vitamina E, que actúa como antioxidante natural, un alto contenido en proteínas, que estimula el desarrollo corporal e intelectual humano, así como minerales vitales, sobre todo hierro, calcio, fósforo y magnesio.

Ternera de Extremadura asada

Superada la teoría, vayamos a la práctica. ¿Qué tipo de cortes debo utilizar para según que recetas? En términos generales le recomendamos las preparaciones ideales según las diferentes piezas:

· Asados: lomo bajo, contra, redondo y llana.
· Cocidos: morcillo, falda y aguja.
· Guisos y estofados: contra, espaldilla, aguja, aleta, carrillada y rabo.
· Roast-beef: solomillo, lomo alto y redondo.
· Parrilla: lomo, solomillo y costillar.
· Plancha o frito: puntas de solomillo, tapa y aguja.
· Para empanar: tapa, contra y brazuelo.

Y si tiene alguna duda, consúltenos, estamos deseando colaborar.


Más información, reservas o pedidos telefónicos en nuestra web: Carnes Cesáreo Gómez
Carnes Cesareo Gómez

Carnes Cesáreo Gómez: pasión cachena

Carne de raza cachena

¿Qué tiene la carne de vaca cachena que nos enloquece?. Sobre todo es su extrema calidad, pero debemos que reconocer también colabora un cierto halo de misterio que caracteriza esta raza, tanto por su características morfológicas como que el ser una especie limitada en número de ejemplares, y ya se sabe que lo escaso siempre es mucho más atractivo que la masificación.

Nuestra entrañable vaca cachena pertenece a otros tiempos. Su pequeño tamaño –de hecho, está considerada como la raza bovina más pequeña del mundo- su aspecto rústico, su descomunal cornamenta de puntas negras dirigidas al cielo en forma de lira, la expresividad de su cara con sus líneas negras alrededor de los ojos, como si la res llevase gafas de montura gruesa.
Raza cachena

Pero si los rasgos la hacen peculiar, su forma de cría intensifica, más si cabe,  el carácter de animal original. Criadas en libertad, en pastoreo constante en la singularidad de un paraje natural como son los montes gallegos, imprime carácter en la calidad de su carne. Como ocurre con el ibérico de dehesa, su movimiento permanente recorriendo las praderas infiltra la grasa en el músculo con lo que nos vamos a encontrar con piezas de gran sabor y calidad.
Documento de certificado de vaca cachena

Bien parece que todo en la vaca cachena  es originalidad, como si gritase: soy única. Lo mismo que pueden decir los escasos, y tenaces, ganaderos que han apostado por perpetuar la vaca cachena, apostando por ejemplares 100% por esta raza, sin cruces, aplicando principios artesanales, huyendo del producto industrial, controlando personalmente el proceso, desde el nacimiento del ternero hasta la entrega del producto final: una carne exquisita, que no siempre podemos ofrecer en Carne Cesáreo Gómez, pues cuando hacemos mención a esta carne la demanda poco importa, cachenas son las que son, y son inimitables.
Solomillo de vaca cachena

Las condiciones de su vida al aire libre y hábitos montaraces imprimen carácter en su carne. Nos encontramos una carne con más presencia en boca que la criada de manera intensiva,  y eso que su sabor no es más potente ni más intenso, tan solo es que sus peculiaridades de sabor están más diferenciadas en comparación con otras carnes, y es más tierna y jugosa.


Más información, reservas o pedidos telefónicos en nuestra web: Carnes Cesáreo Gómez
Carnes Cesareo Gómez

Carnes Cesáreo Gómez: cocina al vacío sin vértigo

Solomillo al vacio

Los cocina se ha convertido en un mundo en permanente mudanza, donde han surgido nuevos métodos que, por lo general, mejoran el resultado final. Una de esas formas es la cocina al vacío. Vamos a intentar que cocinar al vacío nuestras carnes no te produzca vértigo, aproximándote al sistema y aportando alguna ayuda que te permita emular a una cocina profesional sin tener que hipotecar tu patrimonio para dotarte del equipamiento necesario. ¿Puedes conseguir resultados semejantes a los que los chefs profesionales logran en sus restaurantes sin arruinar tu economía o llenar tu cocina familiar de un aparataje innecesario? Rotundamente sí.

Cocer al vacío es colocar un alimento dentro de un envase (bolsa o bandeja) que sea estanco y termo resistente, extraer el aire de su interior, sellarlo herméticamente y someterlo a la acción de una fuente de calor, a la que previamente se habrá regulado la temperatura constante y el tiempo necesario para llegar a cocer el alimento.

Este método fue creado por George Praluse en 1974 buscando la forma de reducir las mermas que se producían al cocinar el foie, y logró reducir las mismas de un 20% a un 3%. ¡El método funcionaba!.

A raíz de estos resultados se constataron que tenía otras ventajas añadidas. Al margen de reducir la pérdida en el producto, al no perderse líquidos el producto no se resecaba, preservaba las cualidades dietéticas y organolépticas al conservar todas las sustancias volátiles e hidrosolubles (sobre todo los componentes aromáticos), se concentraban los sabores de adobos y marinados, se conseguían texturas más suaves, se prolongaba el tiempo de conservación…
Cocina al vacío de carne
Esta técnica de cocción es mucho más sana que los métodos tradicionales al no producir ninguna toxina cancerígena. Además, se mejoran los métodos de seguridad higiénica, se manipula menos el producto y se disminuyen considerablemente las probabilidades de contaminación al estar el producto sin oxígeno.

El primer paso es el envasado al vacío. Aquí está la primera ayuda. Cuando elijas tu pieza en Carnes Cesáreo Gómez nosotros nos encargaremos de realizar el empaquetado en bolsas al vacío, perfectamente sellado. Incluso, si nos solicitas los aditamentos con los que quieres cocinar (hierbas aromáticas, especias…) te llevarás el producto listo para la cocción.

Existen opciones más caseras, como utilizar bolsas con cierre zip o el papel film (ojo que sea apto para soportar temperatura). Ambas posibilidades funcionan, pero asumes el riesgo de que la carne quede dentro del envoltorio con parte de aire, lo que pondrá en peligro el resultado final.

Viene el momento álgido, la cocción. A falta del roner profesional, termotasto que permite crear una temperatura constante para cocinar al baño maría (artilugio genial pero sensiblemente caro, a no ser que tengas una inmensa prole, estés decidido a cocinar al vacío a toda la familia y parte del barrio o tengas la intención de abrir un restaurante clandestino), te recomendamos nuestra sonda térmica, que funciona como un perfecto termómetro y que nos servirá para avisarnos y mantener la temperatura de cocción estable.
Sonda térmica en Carnes Cesáreo Gómez
La opción más de andar por casa es utilizar una olla con mucha agua, la sonda térmica y comprobar la temperatura cada poco tiempo para ver si tenemos que subir o bajar el fuego. Con este método para cocinar al vacío hay que tener en cuenta dos cosas importantes:

  1. Cuanta mayor sea la cantidad de agua más fácil será mantener constante la temperatura.
  2. Tendremos que inventar algún sistema para que lo que el envoltorio esté sumergido pero sin tocar el fondo de la olla, ya que éste, al estar en contacto directo con la fuente de calor, estará a mayor temperatura. Colocar unas piedras en el fondo nos servirá como aislante.
    Cocina al vacío con carne

La segunda opción para cocinar al vacío, parecida a la anterior pero más refinada, es usar el bendito horno, una olla que pueda ir al horno y la sonda térmica. Lo que haremos será calentar el horno a la temperatura a que queramos el agua. Por otro lado, en el fuego ponemos a calentar el agua en la olla hasta comprobar que se ha alcanzado la temperatura que buscamos, introducimos los alimentos “envasados”, esperamos a que se estabilice de nuevo la temperatura y en ese momento metemos la olla tapada en el horno. Como dentro del horno la temperatura ambiente será la misma que la del agua será mucho más fácil mantenerla constante durante horas y no tendremos que estar comprobando a cada rato.

En general para las carnes necesita temperaturas de cocción entre 65-70ºC.

Para conseguir el punto de crujiente o dorado exterior que, naturalmente, la cocción al vacío no puede dar, se puede conseguir ese acabado tras la cocción y antes de servir, extrayendo el producto de la bolsa una vez templado y dándole un golpe de plancha para potenciar sabores y conseguir una textura más “crunch”.


Receta de solomillo de ternera al vacío
Solomillo al vacio

Ingredientes (1 persona):
1 corte de solomillo de ternera
2 dientes de ajo
1 ramita de tomillo
Aceite de oliva virgen extra
Pimienta en grano y sal

Se congela un chorrito de aceite con una rama de tomillo fresco

Se mete en una bolsa de vacío junto al ajo picado, la pimienta en grano y el solomillo salpimentado y se sella.

Se mete en agua a una temperatura entre 55 y 77º durante 30 minutos

Se retira, se saca de la bolsa y se pasa unos segundos por la plancha por ambos lados.

Se sirve con un acompañamiento que, en este caso, son unas coles de Bruselas hechas al vapor.

 

Receta de El Cocinero Fiel

 

Más información, reservas o pedidos telefónicos en nuestra web: Carnes Cesáreo Gómez
Web de Carnes Cesáreo Gómez

 

Carnes Cesáreo Gómez: carpaccio

Carpaccio igual a “Finas láminas de carne en crudo” (aunque también se aplica a una preparación semejante con el pescado como materia prima). Hasta aquí sería la definición más estricta de un plato que se ha expandido desde su Italia natal a todos los confines de la tierra.

Pero el carpaccio tiene una historia singular, cuyos orígenes se sitúan en la famosa barra de uno de los iconos de la gastronomía y el buen vivir. El Harry’s Bar de Venecia, que inauguró Giuseppe Cipriani en 1931 y que rápidamente entró a formar parte del exclusivo club de los mejores restaurantes italianos, no solo por la audacia de sus creaciones, también se encargaron de divulgar sus excelencias las oleadas de turistas de buena familia, artistas consagrados, escritores itinerantes… que recorrían Europa y tenían en la ciudad de los canales etapa de paso primordial.
Carpaccio con el mejor solomillo de buey gallego

En las cocinas y en su pulida barra de madera nacieron creaciones que ya han incrustado sus nombres en el listado de los placeres, y como era típico de Cipriani, les bautizaba con nombres de artistas que cada preparación le recordaba. Así, el cóctel Bellini, con sus tonos de rosa y melocotón blanco le evocaba los atardeceres que el pintor plasmaba en sus telas.

Pues corría 1950 cuando el amigo Giuseppe preparó por primera vez un plato elaborado con delgadas lonchas de carne cruda de ternera, que acompañó con una salsa a la que denominaban “Universal”, como respuesta a la necesidad de una de sus clientas, la condesa Amalia Nani Mocenigo. Esta noble le había confesado al dueño del Harry’s Bar que su médico le había diagnosticado anemia y prescrito una dieta a base de carne sin cocinar, para conseguir elevar sus niveles de hierro en sangre. Cipriani, dispuesto a satisfacer todos los caprichos de sus visitantes, le condimento las finísimas lonchas y le otorgó el nombre de Carpaccio a la idea, fascinado como estaba con el pintor del Quattrocento, Vittore Carpaccio.
Carpaccio de ternera de Extremadura

Esta, quizás, sea la parte romántica del surgimiento de este conocido plato, aunque ya existía desde tiempo inmemorial en la cocina piamontesa la famosa carne cruda Albese, que se presentaba también en lonchas de vacuno sazonadas con aceite de oliva, sal, pimienta negra, queso parmesano y láminas de trufa blanca de Alba.

En Carnes Cesáreo Gómez le preparamos los finísimos cortes del vacuno (a escoger entre buey gallego o ternera, la intensidad de sabor de la carne dependerá de sus gustos) obtenidos del solomillo, en rodajas increíblemente tiernas, sin tejido conjuntivo, y particularmente sabrosas.

A pesar de su historia reciente, el carpaccio ha conocido la fama y se extendió hasta el límite de lo increíble, incluso hasta sufrir revisiones y reinvenciones sin fin, que llegan al punto de definir “carpaccio” cualquier plato hecho de una materia prima en rodajas y sazonado con una salsa. A más a más, el término “carpaccio” también se llega a usar para incluir recetas con alimentos ya cocinados y luego presentado en rodajas.
Carpaccio de carne de ternera

El verdadero carpaccio, si acordamos que su autoría pertenece al insigne Giuseppe Cipriani, sólo se hace de carne de vacuno, sin lascas o escamas de parmesano, sin la inclusión de hojas de rúcula como contorno, ambos son elementos que la evolución agregó más tarde, pero que en ningún caso se encontraban en la versión original.

Eso si, para gustos están hechos los colores, y con la base de una buena carne roja usted puede adornarlo con tantos ingredientes como guste: habrá obtenido un carpaccio, quizás no como el genuino, pero siempre será “su carpaccio”.

Más información, reservas o pedidos telefónicos en nuestra web: Carnes Cesáreo Gómez
Web de Carnes Cesáreo Gómez

Carnes Cesáreo Gómez: con falda y a lo loco

Falta de añojo extremeño

Se ponga como se ponga la OMS, con sus titulares apocalípticos, la carne es fundamental en una dieta equilibrada, bien balanceada, donde se integren toda la gama de productos que la dieta mediterránea propone  y en la que la carne aporta proteínas de alta calidad. Nuestra obligación, como suministradores de alimentos, es ofrecer el más alto nivel de excelencia en la materia prima que comercializamos.

Desde hace mucho tiempo Carnes Cesáreo Gómez esta íntimamente vinculada a los cortes de vacuno supremos, somos uno de los comercios de referencia a la hora de adquirir chuletones y solomillos de terneras y bueyes gallegos, o de añojos extremeños. Pero ni queremos, ni podemos, olvidarnos de otras piezas del vacuno que sin contar con tanta reputación como los anteriores, representan una opción óptima y más económica para preparar platos cárnicos.

Para desgracia del consumidor la evolución genética no ha dado en crear ejemplares con 36 solomillos o un costillar kilométrico, por ello debemos saber aprovechar cada corte en la seguridad que cada uno de ellos tiene su lugar y cometido en la gastronomía.

Estofado de falda de ternera

Una de esas piezas de vacuno que nos ofrece un  sinfín de posibilidades es la falda. Zona que se localiza en la parte inferior del abdomen, extensible desde las últimas costillas hasta las extremidades posteriores.
Es una pieza grande con forma rectangular y aplanada. La mayor parte de esta pieza es muy melosa y con infiltraciones de grasa, y de alto rendimiento pues su porción comestible es de 95 gramos por cada 100 gramos de producto fresco.
Como el resto de otras partes del vacuno es una fuente de proteínas de calidad, grasa monoinsaturada y saturada, hierro y zinc de elevada biodisponibilidad.

Fibrosa y rica en gelatina es una carne de muy buena calidad y altamente sabrosa, perfecta para elaborar guisos, estofados, asados, para rellenar o para picar.

Corte de asado de tira

En estofados, la falda representa aquello que se ha dado en etiquetar como un “plato de abuela”, pues es parte del recetario más tradicional y está presente, sobre todo cuando llegan los fríos, en cualquier mesa. Las características gelatinosas de esta pieza de carne de vacuno le prestan una untuosidad ideal.

Impecable para rellenar, aunque no hay dos recetas iguales porque todo dependerá de los ingredientes utilizados para el relleno y de la complejidad de la salsa con que se acompañe. Resulta un plato muy socorrido, de buena presencia y que puede funcionar como aperitivo o como plato principal acompañado de una ensalada. Un plato de lo que se podía denominar “de fondo de nevera”.

Falda de vacuno rellena

En horno o a la parrilla su comportamiento es ejemplar, aunque en este caso pídala con hueso, que aportará en el proceso mayor sabor a la preparación. No se olvide que tenemos una larga experiencia en realizar cortes argentinos, tipo asado de tira, que representa la quintaesencia de la forma de consumir carne del país donde los buenos carnívoros y los peloteros futbolísticos son legión.

Tradicionales fajitas de falda de vacuno

Más información, reservas o pedidos telefónicos en nuestra web: http://www.carnescesareogomez.es/

Web de Carnes Cesáreo Gómez

Web de Carnes Cesáreo Gómez

Receta de Salisbury Steak

Receta de Salisbury Steak

El Salisbury Steak es lo que se podía denominar como protohamburguesa, un paso intermedio antes de la clásica hamburguesa tal y como ahora la conocemos.

Ingredientes:

para la salsa de cebolla:
2 cebollas rojas grandes, en rodajas finas
2 cucharadas de mantequilla sin sal
2 cucharadas de harina para todo uso
3 tazas de caldo bajo en sodio (carne de res)
1/2 taza de vino tinto seco (opcional)
1 cucharada de pasta de tomate
1 cucharadita de vinagre de sidra
sal y pimienta

para los pastelillos de carne:
1 libra (450gr) de carne picada sin grasa
1/2 taza de arroz blanco cocido
1 yema de huevo
1 cucharadita de sal
1/4 cucharadita de pimienta
1 diente de ajo picado
1 cucharadita de salsa inglesa (salsa Perrins)
3 cucharadas de perejil picado
1/2 cucharadita de tomillo seco
1 cucharada de aceite de oliva

  • Para hacer la salsa:

Calentar la mantequilla en una sartén grande. Agregue la cebolla y cocine a fuego medio-alto, hasta que la cebolla comience a dorarse, removiendo de vez en cuando. Cuando las cebollas se suavicen ligeramente y tomen un color dorado, añadir el caldo 1/4 taza.

Reducir el fuego, tapar y continuar la cocción, añadir más caldo según sea necesario para evitar que los trocitos de cebolla caramelizada se quemen.

Debe estar por lo menos de 25 a 30 minutos para caramelizar las cebollas correctamente.

Agregue la harina y cocine durante 2 minutos.

Añadir el vino y reducir a la mitad.Añada el caldo de carne restante y la pasta de tomate.

Añada el vinagre de sidra. Cocine a fuego lento durante 10 minutos. Añadir sal y pimienta al gusto. Reduzca el fuego a bajo y mantenga caliente.

  • Para hacer los pastelillos de carne (Salisbury Steak):

Mezclar la carne picada, arroz, yema de huevo, la sal, la pimienta, el ajo, la salsa perrins, el perejil y el tomillo en un tazón. Forma 4 hamburguesas ovaladas.

Calentar el aceite de oliva en una sartén grande antiadherente a fuego medio-alto.

Freír las empanadas unos 3 minutos por cada lado, o hasta que se forme una costra marrón. Vierta la salsa sobre las hamburguesas y cocine a fuego lento durante 10 minutos.

Sirva caliente con puré de patatas o fideos.

Receta cortesía de Revista Cocina

Receta de vitello tonnato

Receta italiana de vitello tonnato

El vitello tonnato o vitel tonnè (en dialecto piamontés o lombardo), un clásico de la cocina italiana cuya autoría se discuten la gastronomía del Piamonte y de la Lombardia, pues ambos territorios se atribuyen ser el origen.

Ingredientes:

1 kg. y medio  de redondo de ternera.
1 cebolla mediana/grande
1 zanahoria
1 apio
1 diente de ajo
1 rama de perejil
1 hoja de laurel
1 hoja de timo
1 hoja de salvia
2 clavos de olor
2 granos de jengibre
8 granos de pimienta negra
1 anchoa
Vino blanco seco

Para la salsa:

4 huevos duros
150 gramos (escurridos) de atún en aceite
½ vaso de aceite virgen
1 ucharad sopera (TBS) de alcaparras
3 anchoas
1 chorrito de vinagre balsámico de Modena
Sal
Pimienta

El redondo de ternera se puede bridar, aunque no es necesario en principio salvo para manejarlo mejor a la hora de moverlo. Si hay que quitar un poco de grasa y la telilla blanca que lo envuelve.
Se deja macerar con todas las especias y verduras y cubierto de vino al menos un mínimo de 12 horas, pero mucho mejor si son 24. Dándole la vuelta mitad del proceso de remojo.

Cuando vayamos a cocinar se extrae la carne, reservándola, y ponemos todo el líquido y los componentes de la marinada en un recipiente, por ejemplo una croisette, añadiendo 1 anchoa. Se hace hervir la preparación y recordando de no añadir nada de sal en ningún momento.

Cuando empiece a hervir  se añade la pieza de carne y se deja cocer a fuego bajo aproximadamente 1 hora, dependiendo del peso de la carne. De todos modos no hay que dejarla secar, tiene que quedar tierna, jugosa y no seca.

La salsa, con la cual se tiene que cubrir literalmente la carne cortada muy fina (como un carpaccio) se elabora de la siguiente manera:

Batir todos los ingredientes, excepto la sal y la pimienta, con una batidora hasta que quede muy fina, y para esto se tiene que añadir el caldo de la carne, que habremos conservado de la cocción de la carne. Salpimentaremos solamente al final de la preparación de la salsa para ajustar el sabor.
Es bueno que guardemos este caldo para reutilizarlo, pues conseguiremos que cada vez que utilicemos la salsa sobrante guardada en la nevera volveremos a lograr que la preparación sea más fluida.

La textura de la salsa tiene que ser fina y suficientemente fluida, de lo contrario sería complicado extenderla sobre la carne cortada para cubrirla en su totalidad.

Para conseguir los finísimos filetes de esta receta es fundamental disponer de un cortafiambres. El vitello tonnato no se puede cortar a mano, si lo intentas y a pesar de un buen cuchillo y de una mano firme, el resultado no es el mismo.

Receta cortesía de Marco De Paolis

Receta de matambre

Receta de aleta rellena

Ingredientes:

1 Aleta de ternera
Ají molido
Pimienta negra
Tomillo
Orégano
1 Diente de ajo
2 Huevos cocidos
1 Pimiento rojo
1 Zanahoria
1 Cebolla
1 Clavo
400 g de puré de patata
Sal

 

Lo primero que hacemos es sazonar la aleta de ternera. Aromatizamos con el ají, la sal, la pimienta, el tomillo, el orégano, el ajo picado y el perejil. Extendemos bien.

Troceamos los huevos duros y cortamos el pimiento y la zanahoria en tiras. Colocamos encima de la aleta.

Enrollamos bien dejando dentro el huevo y las verduras. Bridamos.

Introducimos en una olla rápida con 1 cebolla y un clavo.

Cubrimos con agua, cerramos la olla y cocinamos durante 40 minutos.

Pasado el tiempo, abrimos y dejamos reposar en el caldo durante 30 minutos.

Dejamos enfriar y fileteamos.

Servimos con puré de patata y su salsa.

Receta del cocinero Sergio Fernández en CanalCocina

Asado de ternera a la toscana (acompañado de Santo Syrah 2011)

Receta de asado de ternera a la toscana a baja temperatura

Asado de ternera a la toscana

Ingredientes (para 6-8 personas):

1,2 Kg de lomo de ternera
4 ajos
8-10 hojas de salvia
4 ramitas de romero
250 ml. de caldo de carne
100 ml. de vino blanco
Aceite de oliva
Sal
Pimienta

 

Canetar el horno a 80º y meter el recipiente donde vamos a asar.

Picar fino el ajo, el romero y las hojas de salvia y mezclar con 2 cucharadas de aceite de oliva.

Salpimentar la carne y dorar unos 8 a 10 minutos, sacar y envolver con la mezcla de hierbas, colocar sobre el recipiente precalentado y meter al horno unas 2,30 horas.

Disolver con el vino blanco el jugo de freir la carne y dejar reducir a la mitad. Añadir el caldo de carne y volver a reducir. Salpimentar y guardar.

Justo antes de servir añadir el jugo que ha dejado la carne. Cortar la carne en lonchas finas.

Vino Santo Syrah 2011 de Bodegas Heredad de Urueña.

Santo Syrah 2011

También se puede preparar este asado con carne de cerdo.

 

Vino: Tinto Santo Syrah 2011

Bodega Heredad de Urueña. Vino de la Tierra de Castilla y León, un vino de la zona de Toro elaborado con la variedad syrah, con 11 meses de barrica donde te encontrarás con un vino sabroso lleno de sabores especiados que se integraran junto al asado de ternera y al dominio de las hierbas aromáticas.

Consejo enológico cortesía de LUIS GARCÍA DE LA NAVARRA de los restaurantes VINOTECA GARCÍA DE LA NAVARRA  y  LA TABERNA DE PEDRO.

Carnes de fiesta

Cortes de buey gallego

Cortes de buey gallego en nuestros escaparates

 

¿Porqué no una carne roja como integrante de su menú en estas fechas señaladas? Increíbles piezas de auténtico Buey Gallego pueden ser una buena propuesta para su mesa. Carne de calidad suprema, gustosa y que combina a la perfección con cualquier guarnición que se le ocurra.

 

Además de los cortes de BUEY GALLEGO certificado, encontrará una TERNERA excelente, ya sea lomo bajo o medio, totalmente bridado y listo para condimentar y asar al horno para conseguir un perfecto rostbif. Un plato de resultado impresionante y con el beneficio de poder elaborarse con anticipación, lo que le proporcionará un respiro en los fogones y tiempo para disfrutar de la compañía de familiares y amigos.

 

Cordero para la mesa de Navidad en Carnes Cesáreo Gómez

Cordero, un básico de la Navidad

El CORDERO es una carne tradicional en las fiestas navideñas, especialmente en la cena de Nochebuena, y nosotros le ofrecemos el LECHAZO DE ROA (Burgos), con la garantía avalada del sello de IGP (Indicación Geográfica Protegida), o la Paletilla de CORDERO PASCUAL, de las mejores fincas ganaderas extremeñas, piezas de alto valor gastronómico por la jugosidad de su carne, su terneza, sabor y aroma.

Es un buen momento para abandonarse a las delicias del COCHINILLO como eje central de su celebración: podrá encontrar LECHONES DE SEGOVIA, increíbles de calidad (de aproximadamente 4 kilos), totalmente limpios, de una textura extraordinaria y de una delicadeza inigualable. Es la época perfecta para darle un capricho al paladar, y en nuestros mostradores encontrará la mejor calidad para realizar un asado que siempre produce admiración.

Rostbif con la mejor carne roja de Carnes cesáreo Gómez

Espectacular corte de ternera para la elaboración de rostbif

 

 

 

Otras opciones más cómodas pero de gran aceptación son nuestras elaboraciones cárnicas listas para hornear, confeccionadas con los mejores cortes, y  ya condimentadas y rellenas con productos de primera calidad, en sus diferentes versiones. Ya sea en carne de buey, ternera, cerdo ibérico o cordero, le proponemos la solución idónea para que su comida o cena se convierta en un éxito rotundo.

 

Más información, reservas o pedidos telefónicos en nuestra web: http://www.carnescesareogomez.es/

 

DESDE CARNES CESÁREO GÓMEZ QUEREMOS FELICITARLE LAS NAVIDADES Y DESEAMOS QUE 2013 SEA UN GRAN AÑO.

Carnes Cesareo Gomez en el Mercado de Chamartín

El equipo de Carnes Cesáreo Gómez les desea FELICIDAD para el 2013