Del mercado a tu mesa

Tag - salmón

Rape, un feo con mucha gracia

Rape

Rape, sus feas formas esconden un pescado excepcional

 

Pez de aspecto realmente extraño, que lo convierte en un ejemplar inconfundible. Su desproporcionada cabeza y su enorme boca le llevaron a ganarse la denominación de “pez sapo” o “pejesapo”.

Tras su fealdad el Rape esconde a uno de los pescados más delicados y exquisitos, ocupando un lugar principal en la cocina.  Su carne es excepcional, compacta y muy sabrosa. Sólo se come su cola, pero la cabeza se aprovecha para sopas y caldos, a los cuales le transfiere un sabor incomparable, lo que le convierte en protagonista de multitud de recetas, de las más sencillas a las más complejas.

Otro pescado en su momento es el bacalao fresco noruego, una tradición cada vez más arraigada en España. Procedente del Círculo Polar Ártico,  en la región de Nordland

Bacalao fresco noruego

Bacalao fresco

(Noruega), es un bacalao criado de forma natural y sostenible, cuidando al máximo el medio ambiente.
Un pescado fresco excelente, con una carne de textura firme y un pronunciado sabor a mar, fresco sabroso y muy versátil, pues acepta diferentes posibilidades culinarias. Y como colofón es una fuente de Omega 3, cuyo aporte es tan beneficioso para la salud.

Estamos en un momento único en cuanto a oferta, tanto por variedad como por la calidad de todos los productos. Así podrá encontrar unos excepcionales berberechos gallegos, de buen tamaño y con su inconfundible estallido de mar en la boca.
También sobrasalientes son las almejas, cuya frescura asegura el resultado final, ya sean al natural o cocinadas.

El muestrario es excepcional: el original San Pedro, grandes y rojos Carabineros, la delicada Raya, imponentes Calamares, deliciosas Cocochas, formidables salmones y un largo etcétera que le esperan en Ernesto Prieto.

Y si tiene dudas nuestro profesional equipo le sugerirá la opción más óptima para su gusto.

Berberechos gallegos

Berberechos gallegos

 

Pescado azul, sabor y salud

Un lujo nutricional

Atún, el rey del pescado azul

 
 
El concepto de pescado azul (denominado también pescado graso) alude esencialmente a la proporción de grasa inserta entre los músculos del pescado. La denominación azul no atiende a criterios biológicos, sino nutricionales. El pescado azul o graso es un grupo de pescados que contiene más de un 5% de grasa, mientras el pescado blanco o magro contiene aproximadamente sólo un 2%. Existe una clase intermedia, los pescados semigrasos, como la lubina o la dorada, que contienen entre un 2 y un 5% de grasa, aproximadamente.

La cantidad de grasa influye en la coloración, así que gran parte de los pescados grasos tienen coloración externa azul, de ahí su nombre.

Se aconseja incluir pescado azul en la dieta de una persona sana y adulta, por lo menos dos o tres veces a la semana. Su consumo racional tiene algunos beneficios para la salud debido a sus contenidos en poli insaturados del pescado, sobre todo el omega 3. Se ha demostrado que es beneficioso para la regulación de la tensión arterial. El consumo de pescado azul dos veces por semana ayuda a disminuir el riesgo de padecer enfermedades coronarias, además de beneficios en el aparato circulatorio y en la prevención de la artritis.

Otros estudios franceses dieron como resultado que, en un estudio realizado sobre una población de jubilados del sur de Francia,  el consumo de pescado azul al menos una vez a la semana daba como resultado una disminución del riesgo de sufrir demencia.

Los principales pescados azules, que puede encontrar habitualmente en nuestros expositores son: atún o bonito del Norte, sardina, anchoa o boquerón, salmón, salmonete, anguila, jurel o chicharro, pez espada o emperador, lamprea, verdel o caballa, palometa…

El bacalao en salazón se considera, a nivel nutricional, un pescado azul, ya que el proceso de salazón aumenta considerablemente su concentración de grasa.