Del mercado a tu mesa

Tag - compra online

Frutas Charito: el secreto de la fruta madura

El secreto de los frutos perfectos

Cuál es el secreto de la fruta madura, cuál es el enigma de que toda la fruta que comercializamos en Frutas Charito esté en su punto de sazón. Pues la realidad es que no hay secreto, no hay truco, todo se resume en trabajo y profesionalidad. Labor que comienza cada día cuando aún del sol no se tiene noticia en Mercamadrid; un equipo de nuestra frutería se desplaza capitaneado por Juan Carlos y comienza la tarea de selección de producto, escogiendo entre los productores que ya han sido filtrados previamente por su buen hacer en el cultivo de frutas, de los que conocemos sus prácticas en que la recolección se realiza en el momento oportuno, certificando la calidad de los artículos.

Seguimiento de maduración en Frutas Charito

 

Pero la tarea no ha hecho más que empezar. En Frutas Charito se almacena el género en cámaras de temperatura controlada, diferentes espacios frigoríficos a diferentes temperaturas para poder controlar el grado de madurez. Es en este espacio donde Juan Carlos echa media vida, y no es un eufemismo, pues cada mañana y cada tarde desciende a la zona de almacenaje frigorífico para testar cada una de las cajas que contienen los productos, cientos y cientos de cajas en los que comprueba una a una el color, el punto de firmeza y tensión del fruto y una cata en boca para decidir cuáles han de ser vendidos y cuáles pueden esperar. Siguiendo una metodología que solo años de experimentación otorga, habilidades que solo un absoluto conocedor del sector puede exhibir.

En busca del fruto maduro

 

Aún cuando para Juan Carlos esta es la prueba del 9 a la hora de dar el visto bueno a cada pieza que debe estar a disposición del cliente, no descarta adoptar métodos modernos, utilizar los instrumentos que la tecnología pone al alcance para conocer el grado de sazón del fruto.

Medición del azúcar de la fruta

 

Para ello se realizan mediciones con un refractrómetro que mide el contenido de ázucares en la fruta, colocando unas gotas del jugo del fruto sobre la placa y en el visor aparece el grado de concentración, lo que nos indica el punto de madurez del producto. Cada fruta tiene un rango diferente, basta conocer el óptimo para cada uno de ellos y nos suministra una valiosa información.

Medición del azúcar en la fruta

La apuesta por el trabajo, la aplicación de la experiencia y la adaptación a nuevos sistemas de control que pone en servicio la técnica nos proyecta como una de las mejores fruterías de la capital, donde cada producto que vendemos lleva el sello de calidad que asegura una fruta y verdura única, con el nivel de madurez que permite disfrutar plenamente del sabor.


Más información, pedidos o compra on-line en nuestra web Frutas Charito
Frutas Charito

Frutas Charito: fruta, verdura y buen humor

Frutas, verduras y el buen humor

¿Eres de los que se levantan como si cada mañana fuera un lunes? ¿Andas con un humor de perros? Pues un estudio científico ha demostrado que incrementar el consumo de frutas y verduras pueden mejorar tu bienestar psicológico.

Ya conocíamos los beneficios de una alimentación bien poblada de productos del mundo vegetal, nos ha aseguran una larga vida, un nivel de hidratación correcto, tener una vida más larga, reducir algunos tipos de cáncer, disminuir la obesidad, combatir la diabetes, y un largo etcétera. Pero hasta el momento no relacionábamos comernos, por ejemplo,  una manzana con el buen humor. Hasta ahora, pues una nueva investigación desarrollada por el Departamento de Psicología de la Universidad de Otago, la más antigua institución universitaria de Nueva Zelanda, ha llegado a la conclusión que estos alimentos nos pueden hacer más felices, que tienen un efecto muy significativo en nuestro comportamiento, y que sus resultados no se hacen esperar. Bastaron 2 semanas para comprobar los primeros resultados.
Las verduras mejoran la motivación

Al menos éste es el resultado de un experimento que realizaron sobre una muestra de 171 estudiantes de entre 18 y 25 años, a los que se les dividió en tres grupos. El primero continuó con su patrón de alimentación normal, el segundo recibió cada día dos piezas adicionales de frutas y verduras frescas (incluyendo zanahorias, manzanas, naranjas y kiwis), mientras que los restantes estudiantes se les suministraba tarjetas y mensajes de texto que les recordaban consumir más de estos alimentos. La prueba se prolongó durante 2 semanas.

Al principio del estudio y al final se realizaron tests psicológicos a cada uno de los participantes, con el objetivo de medir su humor, vitalidad, motivación, depresión y ansiedad, entre otros factores de bienestar. Los únicos que mostraron mejoras fueron los que tenían las porciones de frutas y verduras a mano, afirmando sentirse con más energía y ánimo a los 14 días de empezada la prueba.

Los resultados evidenciaron que el grupo que había consumido más frutas y verduras durante este tiempo (una media de 3,7 porciones al día) experimentó mejoras en el bienestar psicológico; en concreto, los efectos positivos se evidenciaban en una mayor vitalidad, una mayor motivación y un mejor estado de ánimo. Los otros grupos no experimentaron ningún tipo de cambio psicológico.
La huerta y el buen humor

Para los investigadores neozelandeses esto es una confirmación que aumentar la ingesta de frutas y verduras puede conducir a rápidos beneficios sobre la vitalidad o la motivación, y en general para el bienestar psicológico de la personas.

Pero no se sorprendan, esta relación causa-efecto entre los productos de la huerta y el estado de ánimo ya había sido objeto de examen. Se une a estudios científicos anteriores, como el publicado por Journal of Health Psychology, que aseguraba que los días en que comemos más frutas y verduras nos sentimos más relajados, más felices y más energéticos que los días que ingerimos menos cantidades. La autora del estudio incidía en la población más joven, indicando que necesita comer entre 7 y 8 servicios de estos alimentos al día -cada dosis sería media taza o el tamaño que cabe en la palma de tu mano-, y proponía un modo sencillo de calcularlo: “la mitad de cada plato principal debe contener verduras y que en las comidas de media mañana o media tarde tomemos una pieza de fruta entera, por ejemplo una manzana”.

Ahora solo tienes que decidir cuál es el estado de ánimo en que quieres vivir, por que la fruta y la verdura fresca te pueden echar una mano, y en Frutas Charito está visto que podemos colaborar en que la vida sea más agradable.


Más información, pedidos o compra on-line en nuestra web Frutas Charito
Frutas Charito