Del mercado a tu mesa

La excelencia en el comercio de alimentación

Picantones Asados con salsa de Albahaca

Picantón Asado

Una delicia fácil de preparar

  

Ingredientes (4 personas)

  • 4 Picantones.
  • 4 dientes de ajo.
  • 8 cucharadas de aceite de oliva.
  • 20 gramos de albahaca fresca.
  • Vino blanco.
  • Aceite de oliva.
  • Sal y pimienta negra

 

Limpiamos el interior de los picantotes, y eliminamos del exterior cualquier resto de pluma.
Precalentamos el horno a 200 º durante 10 minutos.
Dentro de cada uno colocamos una ramita de albahaca fresca y un diente de ajo. Colocamos sobre una placa de horno los picantote previamente embadurnados con aceite de oliva, sal y pimienta, Tanto el interior como el exterior.
Los asamos durante 45 minutos.
Fuera del horno los partimos por la mitad y reservamos.
En un cazo vertemos los jugos del asado, raspando el fondo de la placa de horno, añadimos albahaca fresca y medio vaso de vino blanco, dejamos que reduzca y posteriormente salseamos con ello los picantones.
Se puede acompañar de ensalada o patatas.

Las ventajas de las carnes rojas

Buey gallego, carne roja por excelencia

 

Carnes Rojas, además de ser una excelente fuente de proteínas, las carnes rojas contienen cantidades apreciables de las vitaminas del complejo B: La tiamina (B1), la riboflavina (B2) y la niacina (B3) son nutrientes necesarios para la liberación de energía y para el proceso de crecimiento.

La vitamina B12 contribuye a la formación de glóbulos rojos y al igual que la vitamina B1 es necesaria para el funcionamiento adecuado del sistema nervioso.

Pero el beneficio más significativo que ofrecen las carnes rojas en comparación con las blancas es su alto contenido de hierro y la mejor absorción de éste por el cuerpo. Una dieta deficiente en hierro puede llevar a la anemia, cuyos principales síntomas son fatiga y debilidad. El hierro también ayuda al cuerpo a protegerse contra las infecciones y contribuye a la producción de colágeno, sustancia que mantiene unidos los tejidos del cuerpo.

El modo de preparación también influye mucho en el contenido de grasa; buenas opciones para darle sabor a sus carnes sin añadir grasa son las especias. Igualmente, la manera más saludable de cocinar sus carnes es a la parrilla o en el horno, que no requieren grasa adicional.

Ningún alimento es dañino por sí solo. Una alimentación balanceada es aquella en la cual todos los alimentos son consumidos en las cantidades adecuadas y la clave para lograrla es la variedad.

-

Las frutas tropicales

La fruta tropical que vamos a ofrecerles, ha sido cosechada en las mejores plantaciones tropicales del mundo, habrán pasado los más rigurosos controles fitosanitarios exigidos por nuestras autoridades sanitarias, y por supuesto, se lo servimos en su justo estado de madurez y conservación.

Para empezar hablaremos de la reina de estas frutas, la manga, exenta de fibras, su rico y agradable sabor, ha cautivado al consumidor español, la gran cantidad de variedades existentes con sus diferentes formas y colores han hecho de ella la fruta tropical más consumida.

Las que provienen de Israel, Sudamérica, Cuba, Centroamérica, entre los que cabe destacar la variedad, ataulfos y las nuevas plantaciones existentes en Almuñecar, son de la mayor calidad.

En su segundo escalón, nos encontramos con la piña tropical, le ofrecemos las africanas, de las mejores plantaciones de Costa de Marfil, Ghana o Guinea, y piña del Monte, de las plantaciones que posee esta multinacional en los países de Centroamérica, que se distingue por su dulzura y sabor.

Muy a menudo podremos ofrecerle piñas de avión, llamadas así porque las cortan maduras y hacen el trayecto hasta Madrid en avión, cuando normalmente las demás lo hacen en barco, motivo por el cual las deben recoger verdes para que a posteriori vayan madurando en el trayecto, perdiendo mucho de su sabor. Estas piñas de avión suelen ser en su mayoría africanas, aún siendo de las mismas variedades que las anteriores, su precio es superior debido al precio del transporte aéreo.

Ocasionalmente podremos ofrecerles piña roja canaria, exquisita por su delicado sabor dulce y recolectada en su justo momento, es una pena que no haya más plantaciones para poder ofrecerla todo el año.

También dentro de las piñas está la piña baby, de un gran sabor, muy recomendada para vaciando su interior rellenarla de cóctel de marisco y piña.

Otra de las frutas tropicales que más aceptación está teniendo en los últimos años es la papaya, fruta muy recomendada para ayudar a hacer la digestión. Esta fruta tiene una enzima llamada papaina, que ayuda a digerir mejor los alimentos. También es utilizada por los laboratorios para fines farmacéuticos y para productos de belleza.

También podrán encontrar litchis, rambután, fruta de la pasión, kumquat, pitahaya, limón del caribe, bananitos, yuca, plátano macho, cocos, carambolas y unos maravillosos dátiles del río Jordán, increíblemente grandes y con un hueso muy pequeño y sabor que nunca olvidará.

Como olvidarme de nuestras maravillosas chirimoyas de Granada, que las nuevas plantaciones existentes han logrado reducir el número de pipos y que tenga una temporada más larga de producción, llegando esta desde los últimos de septiembre hasta los últimos de abril.

Si usted necesitara cualquier otra fruta tropical, no expuesta aquí, sólo tendrá que ponerse en contacto con nosotros y sin ningún problema se la conseguiremos.

 

Conservas de alta calidad

Conservas Ernesto Prieto es una empresa dedicada a la elaboración de CONSERVAS ARTESANAS de alta calidad (Nº de Registro EAA-00007-CM)

Todos nuestros productos pasan un exhaustivo control de calidad, seleccionando la procedencia y ofrecer una garantía de calidad y un sabor autentico; manteniendo nuestros compromiso con el medio ambiente y la alimentación sostenible.

Todos nuestros productos están elaborados con Aceite de oliva de 1ª y están exentos de colorantes, aglutinantes y demás conservantes; buscando siempre la naturalidad ante todo, siendo el acido cítrico nuestro único conservante utilizado. Buen provecho.

Pichón confitado con cous cous

Preparación:
Trocear el pichón en cuartos, deshuesando las pechugas y separando las alas y las puntas de las alas.
Hacer un caldo con la carcasa del pichón, las puntas de las alas, el cuello, la molleja, zanahoria y la parte verde de un puerro o cebolleta.
Salpimentar y enharinar los muslos y las alas y freir en aceite para dorar un poco por fuera (la carne no debe quedar cocinada).
Una vez dorados, poner los muslos, y las alas en una cacerola totalmente cubiertos de aceite de oliva, y cocinar a una temperatura no superior a 75º durante al menos una hora o hasta que estén tiernos. El aceite se puede aromatizar con cáscara de limón, jengibre, vainilla, laurel… y se puede reutilizar para otros confitados.
Una vez confitados, se reservan junto con las pechugas en el aceite hasta que se vayan a consumir, bien tapados en la nevera para que el aceite no coja olores.
Preparar el cous cous el día anterior al que se vayan a comer los pichones con el caldo de pichón y añadir hierbabuena y cilantro picados, jengibre y cáscara de limón rayados, un chorrito de zumo de limón, tomates cherry en trocitos pequeños, aceite de oliva y un poco de comino machacado. Meter en la nevera.
Sacar el cous cous con tiempo suficiente para que alcance temperatura ambiente.
Sacar el pichón confitado y dorar a la plancha, aprovechando la grasa que quede para dorar las pechugas, previamente salpimentadas, de forma que queden tostadas por fuera y poco hechas en el interior.
Servir con el cous cous como guarnición

Buey Gallego, el “pata negra” de las carnes rojas

Les ofrecemos un nuevo ejemplar de buey gallego.

Esta vez es de un peso inferior al anterior, pero su infiltración de grasa en la carne, el beteado en el magro, que al final le da ese sabor único, le convierten en un auténtico “pata negra” de la carne roja.

Y es que la jugosa carne de buey gallego y su singularidad en el paladar en su momento conquistó al crítico gastronómico del diario “The Guardian”, incluyendo el chuletón de buey gallego en su lista de los “50 mejores manjares del mundo”.

Y habiendo recibido semejante catalogación no durará mucho… RESERVALO YA.

Certificado Oficial

-

 

Los placeres de la Macedonia

macedonia de frutas

Página de ejemplo provisional.

La receta de macedonia de frutas es una de las formas más fáciles de hacer que los niños coman fruta, los niños y los adultos a los que no se les ocurre comerse una fruta a bocados.

No existe una receta única de macedonia, pues depende de las frutas de estación, de lo que encontremos en el mercado cuando decidamos hacer la macedonia, yo hoy he visto las primeras fresas, muy caras, pero solo necesito unas pocas para darle color a mi macedonia.

Ingredientes para 4 comensales.

1 /2 piña, ¼ kg de fresas, 1 manzana, 2 kiwis, 2 naranjas, 1 cucharada de azúcar ( o miel). y un vaso de vino dulce.

Elaboración.

Pelamos y troceamos la fruta a trozos de igual tamaño, excepto una de las naranjas que la exprimimos, ponemos todo en un cuenco hondo, aliñamos con el azúcar o miel, movemos y dejamos reposar, al menos 30 minutos en el frigorífico.

Tiempo de elaboración| 10 minutos

Dificultad| Ninguna

Degustación.

No soy partidaria de comer fruta después de las comidas porque hace las digestiones más pesadas y difíciles, además de asimilarse peor, así que suelo preparar esta receta de macedonia de frutas para merendar o para desayunar, como alternativa al zumo de frutas, está tan rica que no ves la hora de parar de comer.

Como preparar un buen besugo al horno

besugo al horno

Ayer tocaba cenar pescado, y como siempre intento hacerlo de formas especiales para que no resulte aburrido. Así que decidí hacerlo un besugo al horno. Mi abuela me enseño esta receta sencilla y que sale siempre muy rico y sabroso.

Los ingredientes

4 personas; 1 besugo de 1 kg y medio aproximadamente; 3 limones; 1 diente de ajo; 1 punta de guindilla; aceite de oliva virgen extra; 3 patatas medianas.

La preparación

Primero le tenéis que pedir al pescadero que limpie el besugo, lo vacíe, le quite las escamas, etc. Ya en casa, con la punta de un cuchillo hacer unos pequeños cortes en la parte superior del pescado. Después, salpimentar el besugo por fuera y por dentro. Y colocar medias rodajas de limón en los cortes. Termináis de cortar dos limones en rodajas y el tercero le sacáis el zumo.

 

Después pelar las patatas y si tenéis pulso hacerlas en rodajas finas y si no utilizar una mandolina o un cortador en rodajas. Disponerlas en el fondo de una placa de horno. Y salpimiéntalas. Encima disponer el besugo y alrededor y por encima de las patatas las rodajas de limón.

A parte, en una sartén poner en aceite de oliva el ajo picado y la punta de la guindilla. Freírlo hasta que se dore el ajo y por último rocía el besugo y las patatas con el jugo del limón y el aceite con el ajo y la guindilla. Si quieres puedes añadir al jugo del limón cuatro cucharadas de vinagre de jerez.

Finalmente, mete el besugo en un horno precalentado a unos 160-170ºC durante aproximadamente una hora. Regulando el fuego para que no queme pero si que resulte ligeramente dorado.

Si quieres puedes servir el besugo adornándolo con perejil. ¡Qué os aproveche!

 

Cerdo a la Brasa

La carne de cerdo ibérico es cardiosaludable debido a que contiene ácidos grasos monoinsaturados (ácido oleico) proteínas de alto valor biológico y vitamina B1, además de estar buenísima, claro.

Hoy he preparado unas costillas de cerdo ibérico a la brasa (de encina). De todas formas y aunque estén riquísimas no se debe abusar de estas costillitas, pues aunque su grasa es buena, tienen mucha.

Y siempre mejor acompañarlas de verdura, mejor cruda, para limpiar.

Ingredientes, para 4 comensales.

1 kg. de costillas de cerdo ibérico, una buena ensalada verde, aceite de oliva y sal gorda.

Tajine de pollo estilo marroquí

Preparación:

  1. Calentar agua en un cazo amplio y cuando hierva poner las ciruelas secas, retirarlo del fuego, tapar y dejarlo en reposo. Poner aceite en una cazuela y añadir la cebolla cortada muy menuda.
  2. Cuando esté pochada añadir el pollo ligeramente salado, dándole vueltas para que se impregne bien de aceite por todos los lados. Pasados unos minutos, agregar el azafrán diluido en un poco de agua.
  3. Añadir sal, jengibre, pimienta, laurel, la cáscara de naranja y la rama de canela. Tapar y dejar cocer a fuego lento una media hora.
  4. Escurrir las ciruelas secas y añadirlas a la cazuela del pollo las almendras y las dos cucharadas de miel. Si es necesario añadir agua caliente.
  5. Cuando esté cocido el pollo espolvorearlo con las semillas de sésamo tostadas y una cucharadita de canela en polvo. Dejar reposar un momento y servir.