Del mercado a tu mesa

Category - Frutas Charito

Información relacionada con la Frutería Charito

Frutas Charito: combinatoria en la ensalada

La combinatoria en las ensaladas

Una ensalada es el arte de la combinatoria, un juego sin límites que nos permite construir un entrante sano o un plato completo, siempre personalizado a nuestro gusto.
Pero en ocasiones significa un reto, dado la multitud de elementos que puede entrelazarse, hasta conseguir una mezcla colorista y apetitosa donde tienen cabida: verduras, frutas, frutos secos, quesos, proteínas animales (ya sea carne de ave, cerdo, pescado o marisco) y, como colofón, elegir el aliño adecuado. En definitiva, de una humilde ensalada podemos pasar a un plato de altos vuelos, un resultado que dependerá del talento del cocinilla y de su buen tacto para emparejar sabores, siguiendo esa regla que recomienda la elección de los ingredientes para distinguir los cuatro sabores básicos: dulce, salado, ácido y amargo.

The Huffington Post, en su edición estadounidense, publicó una infografía que estaba dirigida al consumidor habitual de los establecimientos de ensaladas típicos americanos, donde te ofrece un precio cerrado si escoges 3 ingredientes, pero comienzan a facturar un extra por cada ingrediente añadido. De tal forma se convirtió en una guía para comer sano y ahorrando.
Combinatoria en ensaladas

Pero el buen tino de sus creadores, que basaron su creación en The Flavour Bible (La Biblia del sabor), libro esencial pues contiene una lista completa sobre qué sabores se llevan bien con otros, nos permite encontrar un equilibrio a la hora de diseñar nuestra propia ensalada.

La sencilla sistematización del proceso de encontrar la ensalada perfecta empieza por la columna de la izquierda. Allí encontrarás el ingrediente que no estás dispuesto a sacrificar. Localizado, tan solo tendrás que seguir su fila correspondiente para completar la mezcla perfecta, incluido su aliño adecuado.
El arte de combinar una ensalada

Por supuesto, todas las combinaciones se inician con una base, el elemento verde: lechugas hoja de roble, trocadero, iceberg, batavia…, o las mezclas que cada día preparamos y envasamos, o rúcula, canónigos… A partir de aquí consulte el cuadro y le aseguramos la mayor satisfacción.
Ensalada la combinación perfecta

Pero recuerde que la imaginación no tiene límites, y la personalización de su ensalada tiene un enorme mundo por descubrir.

Se acabó el aburrimiento en las ensaladas.

Más información, pedidos o compra on-line en nuestra web Frutas Charito
Página web de Frutas Charito

Frutas Charito: ¿cómo conservar mejor frutas y verduras?

Alargar la vida de frutas y verduras

En Frutas Charito le damos mucha importancia a la buena presencia y lozanía de nuestras frutas y verduras, como es una buena muestra nuestros bancadas en el Mercado de Chamartín, pero somos conscientes que la conservación de estos productos no es tarea fácil, y queremos evitar que al abrir su nevera aquella fruta que tan buen aspecto tenía en los mostradores aparezca triste y deslucida. Por ello hemos recogido algunos consejos que faciliten alargar la vida útil de frutas y verduras, conservando sus mejores cualidades, tanto nutricionales como visuales, lo que significa también un ahorro en la economía doméstica.

Conservar verduras
Consejos de conservación de verduras

Solemos pensar que la mejor forma de conservar las verduras es en la nevera, pero esto no siempre es así, ya que algunos alimentos como la patata, el tomate, la cebolla o el boniato, se deben guardar en lugares secos y bien ventilados.

En el caso de los ajos podemos recurrir a meterlos en la nevera unas horas antes de utilizarlos para poder pelarlos con mucha más facilidad.

En otros vegetales de hoja como las acelgas, las espinacas o las lechugas, sí es conveniente guardarlos en el frigorífico. La forma más recomendable es introducirlos en una bolsa de plástico con varios agujeros para mantener la ventilación idónea y evitar que se pudran.

Si crees que no te va a dar tiempo a comer todas las verduras que has comprado antes de que se estropeen, puedes congelarlas. Podrás hacerlo tanto cocinadas como crudas, aunque sí debes tener en cuenta que hay que lavarlas y secarlas bien antes e introducirlas en una bolsa de plástico con buena ventilación también.

Para conseguir que conserven su mismo aspecto y color, lo mejor será blanquearlas. Este proceso consiste en hervir durante unos minutos las verduras, sin llegar a cocinarlas del todo, antes de proceder a su congelación, y así conseguiremos que el frío no afecte a su color ni a sus propiedades.

Proteger la fruta
Fresquillas, fruta de verano

El lugar más adecuado para conservar frutas es en un sitio fresco y seco con buena ventilación. Hay que evitar en la medida de lo posible el frigorífico, ya que de esta manera además de “pasarse” se van “arrugando”, porque van perdiendo humedad interior, perdiendo su sabor y se pudrirán antes de tiempo. Esto sucede, sobre todo, con las naranjas y las manzanas.

Una de las técnicas para conservar frutas durante muchos días, para las que son muy delicadas, es utilizar el clásico tuper forrado con 2 ó 3 capas de papel absorbente de cocina, colocando también papel por encima antes de poner su tapa. Es recomendable comprobar cada día que el papel no está mojado, para cambiarlo inmediatamente si lo estuviera.

No guardar nunca en la nevera una fruta que no esté madura, sea la que sea. Dejarla simplemente 1 día o varios encima de una bandeja, en la cocina hasta que madure.

Algo que debemos tener en cuenta, pero que mucha gente desconoce, es que cuando mezclamos distintas clases de frutas se puede acelerar su proceso de maduración. El caso más conocido es el de las manzanas, por lo que lo mejor será colocarlas en un frutero aparte.

Si queremos aprovechar durante todo el año el sabor de una fruta de temporada, podemos optar por congelarla. A diferencia de las verduras, no es necesario blanquearlas, pero debemos congelarlas cuando aún estén muy frescas y comprobar que no tengan magulladuras.

Fruta gourmet
Frutas Charito
suministra el producto en bolsas de papel, pero si en alguna ocasión ha llegado a casa en bolsas de plástico es imprescindible sacarlas de su envoltorio, pues en el proceso de traslado pueden estar “sudadas” y por tanto mojadas.

La norma indica que lo más aconsejable es no lavar ninguna fruta antes de su conservación, y hacerlo en el momento inmediato a su consumo.

Estas son algunas recomendaciones que servirán para conservar frutas y verduras de la manera correcta para incluirlas en tu dieta diaria. Recuerda que una alimentación sana, bien balanceada y donde el mundo vegetal tenga una posición preponderante, te ayudará a conseguir una salud de hierro.

Más información, pedidos o compra on-line en nuestra web Frutas Charito
Página web de Frutas Charito

Frutas Charito: Sopa fría de melocotón

Melocotones en sopa fría

Llega el calor y surgen los melocotones, unos rojos, también llamados de agua o fresquillas, otros amarillos, también denominados de viña, más allá las nectarinas y un poco más lejos los paraguayos. Los hay de piel lisa o aterciopelada, de pulpa blanda y jugosa o de carne prieta. Los hay de sabor dulce o ligeramente acidulado.

Tamaño derroche de diversidad viene dado por que en el mundo se cultivan del orden de dos mil variedades de melocotón (en España llega al centenar) y con cada temporada van surgiendo al mercado más.

Con todo ello, el mayor problema se presenta en encontrar el melocotón ideal, para que su compra no se convierta en una lotería. Por ello en Frutas Charito nos esforzamos en seleccionar los mejores melocotones, dulces y aromáticos, valorando a los productores cuya profesionalidad y experiencia nos han confirmado una calidad de forma constante.

Solucionada esa lotería que algunas veces significa escoger el melocotón “fetén”, les proponemos dar a esta fruta una finalidad diferente a la habitual, comerlos en crudo, tal cual, como siempre se ha hecho, y poder jugar en la cocina aprovechando sus mejores valores (sabor y aroma) en presentaciones bien diferentes, para incluirlos en primeros platos, refrescantes y nutritivos, y no exentos de presencia.


Receta de sopa fría de melocotón, albaricoque y queso de cabra

Sopa fría de melocotón y albaricoque

Ingredientes (4 personas:
3 melocotones
12 albaricoques
Un pepino pequeño
½ pimiento rojo
2 cucharadas de miel
100 g de rulo de cabra
50 ml de vinagre de manzana (ajustar al gusto)
Aceite de oliva virgen extra
Un diente de ajo grande
Dos rebanadas de buen pan de hogaza
Cebollino o perejil
Sal
Pimienta

Pelar y cortar los melocotones en dados. Deshuesar los albaricoques y cortarlos en cuartos. Pelar y despepitar ⅔ del pepino y hacer dados con ⅔ del pimiento (reservar el resto para decorar).

Poner en un bol o tartera la fruta y las hortalizas en dados con el vinagre, la miel, un poco de sal, pimienta, dos cucharadas de aceite, el ajo partido por la mitad y la mitad del queso de cabra. Mezclar bien, tapar y dejar reposar toda la noche en la nevera.

Descartar el ajo y procesar la marinada con ¾ de taza de agua (o más, si queda demasiado espesa), corrigiendo de sal, pimienta y acidez. Enfriar una hora más para que se mezclen bien los sabores.

Poco antes de servir la sopa, cortar el pan en dados y dorar en una sartén con un chorrito de aceite de oliva (poco, no tiene que estar frito). Enfriar sobre un papel de cocina.

Servir la sopa con los tostones de pan, unas láminas finas de pepino y pimiento, un poco de cebollino (o perejil picado), un poco de queso de cabra desmigado, aceite, pimienta.

Receta cortesía de El Comidista. El País

Más información, pedidos o compra on-line en nuestra web Frutas Charito
Página web de Frutas Charito

 

Frutas Charito: alimentos antioxidantes

Zumo de frutas antioxidantes

En Frutas Charito declaramos la guerra a los radicales libres, proporcionando los mejores alimentos antioxidantes. Déjate guiar por esa regla no escrita que señala el color como la manera más rápida y fácil de reconocer si un vegetal es rico en antioxidantes: a más color, más antioxidantes.

Antes nos conformábamos con que los alimentos nos saciasen el apetito, nos proporcionasen la energía que necesitábamos, nos colmasen el sentido del gusto… y con ello prácticamente nos dábamos por satisfechos.
En la actualidad les requerimos para que cumplan todo lo anterior, y les pedimos, además, que mejoren nuestra salud, regulen nuestro organismo, incluso nos otorguen un aspecto más lozano y juvenil. Pues hay alimentos que son capaces de eso y mucho más.
Las frutas y verduras aportan antioxidantesNuestra convivencia con los factores ambientales, como el sol, el humo de los cigarrillos, el alcohol y la contaminación, crea radicales libres. Y es que, aunque el oxígeno es importante para nuestra salud, la exposición a éste también produce oxidación, un proceso en el que los componentes químicos del organismo se ven alterados y se convierten en lo que se conoce como radicales libres.

Un nutrido grupo de alimentos, entre los que frutas y verduras forman el grupo más numeroso, nos suministran sustancias antioxidantes, aquellas que retrasan el deterioro y desgaste de la piel, órganos, tejidos…, y además evitan el proceso de oxidación prematura de las células expuestas a la acción de los radicales libres.

Las sustancias antioxidantes incluyen los beta carotenos, luteína, licopeno, selenio, vitamina A, vitamina C y E. Se encuentran en muchos alimentos, entre éstos figuran las frutas y los vegetales, las nueces, los granos y algunos aceites, carnes, aves, pescados y curry.

La mejor manera de obtenerlos es con una dieta rica en vegetales, frutas, granos enteros, semillas y nueces; así, debes consumir vegetales de hojas verdes, frutas y verduras de color rosa y rojo, todos los cereales, leguminosas y carnes de origen animal.

Verduras de invierno

Todas las verduras de hoja verde son poderosos antioxidantes: acelga, espinaca, col rizada, además del ají en todos sus tipos, el tomate, los guisantes, las coles de Bruselas, coliflor,, zanahorias, calabaza, brócoli, batatas y calabacín. Es ideal tener una dieta balanceada que incluya una buena cantidad de estos productos naturales.
Los flavonoides son un tipo de antioxidantes presentes en arándanos, peras y manzanas, que previenen problemas cardíacos, cáncer y diabetes.
Otras frutas que los contienen son las fresas, papayas, mangos, sandías, melocotones, naranjas, melón de cantalupo y kiwi.
Kiwi, la fruta más completa

El antioxidante de la cúrcuma, ingrediente principal del curry, ha sido señalado por un estudio de investigadores de la Universidad de Leicester, en Inglaterra, como un colaborador idóneo para detener el crecimiento de células cancerígenas.

Una buena dieta antioxidante debe incluir arroz, almendras, nueces, avellanas, semillas de girasol, maíz y trigo. También los aceites de soja, girasol y maíz, que aportan vitamina E necesaria para estimular el sistema inmunitario, que combate las bacterias y virus que lo invaden.
Zumos naturales de frutas

Todos estos productos podrás encontrarlos en Frutas Charito. Incluso hemos dado un paso más y te preparamos zumos naturales, especialmente el Zumo Antiox con una muestra muy equilibrada de productos antioxidantes, con moras, arándanos, frambuesas, uvas negras… Una fórmula magistral para conseguir la dosis diaria óptima de juventud en un solo trago.

Como verás, una visita a tu frutería te permitirá aprovisionarte de los mejores alimentos para conseguir una dieta sana y combatir el envejecimiento orgánico. No está en nuestra mano prometer la vida eterna, pero si podemos colaborar a mejorar tu organismo, al mismo tiempo que satisfacer tu apetito y dar gusto al paladar.

Más información, pedidos o compra on-line en nuestra web Frutas Charito
Página web de Frutas Charito

Frutas Charito: conservas de espárragos gourmet

Espárragos de Navarra de alto standing que puede consumir a lo largo del año debidamente conservado. Un lujo gastronómico rebosante de elegancia y sabor.

Hay personajes que caen en el olvido de la historia a pesar de haber acumulado merecimientos suficientes, o un solo logro, pero de gran transcendencia. Uno de estos casos es Nicolas Françoise Appert, un confitero francés que en los albores del siglo XIX tuvo la genial idea de inventar un método para conservar los alimentos, preservándoles frescos durante largo tiempo embotados en un envase. Su ocurrencia le valió un premio en metálico y el reconocimiento de la administración napoleónica, que había convocado un concurso para conseguir un método de conservación que le permitiese suministrar alimentos a sus ejércitos, en plenas campañas bélicas por media Europa, sin peligro para su salud.
Espárragos blancos de Navarra

El método de Appert, que consistía en el envasado al vacío mediante el método del “baño maría”, ha sido muy mejorado con el tiempo, tanto en los sistema como en los envases, que originalmente eran tarros de cristal. Pero cuando hacemos el sencillo gesto de abrir una conserva, pudiendo degustar productos fuera de temporada, deberíamos recordar el mérito de aquel cocinero, antesala de lo que se podía considerar hoy como un “emprendedor”, que ha facilitado la vida y la alimentación a muchas generaciones.

Hasta aquí el recuerdo al inventor de la conserva. A partir de ahora nos dedicaremos a degustar una de las mejores conservas que encontrará en nuestros estantes y anaqueles: espárragos crema de Conservas El Juncal, una cotizada delicatessen que elabora esta empresa familiar desde hace más de 35 años en la localidad de Fitero y cuya fama se ha labrado con la selección de las mejores materias primas de la huerta Navarra y con un control exhaustivo de los parámetros de calidad y seguridad alimentaria.
Espárragos blancos de Navarra

Al margen de otras conservas vegetales de alta calidad su “buque insignia” son los espárragos blancos Crema Extra, elaborados al natural, de un calibre muy grueso y de exquisitez extrema. Tan cotizados que una vez comienza su campaña de comercialización anual se desata una verdadera fiebre para conseguir parte de este suculento botín y poder satisfacer las peticiones de los consumidores, ávidos de tener en la despensa unas latas de este tesoro.

Y es que la denominación Indicación Geográfica Protegida del Espárrago de Navarra es un objeto de deseo: de color blanco, textura suave y escasa fibrosidad, se recolecta diriamente por la mañana temprano, antes de que salga el sol, lo que evita que sus rayos puedan dañar el producto. Una vez desenterrado se enfrían rápidamente en agua, se lavan y se pelan, se les escalda y se clasifican según sus características, antes de envasar siguiendo estrictas normas de control y esterilización.

Para apreciar  sus mejores cualidades hay que consumirlos siempre a temperatura ambiente.


Receta de espárragos rebozados rellenos de jamón ibérico
Espárragos de Navarra rebozados

Ingredientes (4 personas):
12 espárragos de lata muy gruesos
150 gr. de jamón ibérico en lonchas
2 huevos
Harina
Aceite de oliva virgen extra.

Extraemos los espárragos de la lata, los escurrimos y los dejamos secar sobre papel de cocina.
Hacemos un corte a lo largo, sin que llegue a separar los espárragos en dos mitades, así serán más fáciles de manipular.
Cortamos el jamón en tiras, las introducimos en cada espárrago, cerramos y los enharinamos.
Bañamos los espárragos enharinados en huevo batido, y los freímos en aceite de oliva virgen extra durante unos pocos minutos por ambos lados.
Dejamos que escurran el aceite sobrante sobre papel absorbente y servimos calientes.

Apunte: Esta receta de espárragos rebozados rellenos de jamón ibérico facilita un primer plato rápido y lucido. Hay que servirlos nada más sacarlos del fuego, de lo contrario el plato pierde toda su gracia. Si no tenéis a mano jamón ibérico, podéis utilizar jamón serrano cortado en lonchas muy finas, incluso se puede cambiar el relleno y utilizar salmón ahumado.

Receta de la web Directo al Paladar

Más información, pedidos o compra on-line en nuestra web Frutas Charito
Página web de Frutas Charito

Frutas Charito: sisho verde

Hojas de sisho verde

¿A qué sabe la hoja de shiso?. Difícil respuesta, cada cuál podría dar un matiz diferente: ¿cítrica, un toque de menta, herbácea, albahaca, quizás cilantro?. El sabor es único y su fragancia inigualable.

Las hojas de shiso, conocida también como Perilla, como buena parte del mundo vegetal han sido muy utilizadas con fines terapéuticos en la medicina tradicional oriental, por sus cualidades antialérgicas y para mejorar las afecciones respiratorias, además, es un potente aliado contra las intoxicaciones alimentarias.
Sisho verde 3Quizás sea esta última facultad la que catapultó al sisho para convertirse en ingrediente fundamental en una cocina donde el pescado crudo es el “pan nuestro de cada día”, sin desmerecer a sus cualidades aromáticas.

Nativa de tierras montañosas de China y la India, su llegada a Japón le permitió una mayor difusión, y ahora está presente en las cocinas japonesas, coreana y de todo el sudeste asiático. Tiene un sabor picante y condimentada que se puede describir como un dulce cítrico combinado con el sabor que puede tener una rama de canela. Hay gente que también denota sabor a menta, albahaca o anisado. En resumen, un completo de matices perfecto para combinar.
Hojas de sisho verdeLa fragancia de la hoja de shiso tienen espacio como hoja decorativa de un plato de sashimi, o como especia en tiras finas en ensaladas, fideos o pasta. El sabor de la hoja combina bien con pescado o pollo. También se puede moler para hacer una salsa de pesto, o mezclarse con un poco de aceite de semillas de sésamo y tallarines soba, o se puede usar en cócteles, como el julepe de shiso. Además se pueden guisar o saltear, e incluso son ricas fritas en una masa de tempura.


Receta de langostinos con hojas de sisho
Langostinos en hojas de sisho verde

Ingredientes (4 personas):
12 Langostinos frescos
300 gramos de miga de pan duro
12 hojas de shiso verde
1 Cabeza de ajos negros
1 cucharita Pimentón de la Vera
300 mililitros Aceite de Oliva
12 Hojas de Menta
12 Brochetas de Madera Larga
Sal

Pelar los langostinos dejando cabeza y cola intactas. Embrochetamos el langostino con brocheta de madera desde la cola hasta la cabeza. Reservamos en nevera.

Para el Aceite de Pimentón: Calentar 300 ml de Aceite de Oliva y añadir la cucharita de Pimentón de la Vera. Freír. Pasar por un colador y ayudarnos con un papel de cocina para intentar que el aceite sea lo más limpio posible.  Reservar en nevera.

Para la Miga de Pimentón: Triturar los 300gr de miga de pan duro (con la ayuda de Termomix, mortero o batidora) y saltearlo con el 50% del Aceite de Pimentón que hemos realizado previamente. Procurar que no quede la miga muy grasa con la ayuda de un papel de cocina. Reservar.

Para el Ajo Negro: Pelar la cabeza de ajo extrayendo los dientes entero. Triturar los mismos añadiendo unas gotitas de agua en la batidora.  Reservar.

Para la Mayonesa de Pimentón: Verter un huevo en un vaso mezclador con una pizca de sal. Montar la mayonesa con el aceite de pimentón que nos había sobrado. Ayudensé de una batidora.

Marcar los Langostinos en plancha y sacarle las brochetas.

Disponer las hojas de shiso en los platos, añadir la miga de pan de pimentón, añadir un punto de crema de ajo, un punto de mayonesa de pimentón y hoja de menta. Encima colocaremos nuestros langostinos.

Para comerlo enrollar el langostino con la hoja de shiso acompañado de todos los ingredientes y disfrute de la receta en dos (o tres bocados).

Receta de Javier Aranda del Restaurante La Cabra en HOLA.COM

Más información, pedidos o compra on-line en nuestra web Frutas Charito
Página web de Frutas Charito

Frutas Charito: zumo de tomate de árbol

Zumo de tamarillo y naranja

Seguimos ampliando nuestro muestrario de zumos naturales marca Frutas Charito, recién exprimidos y envasados cada mañana a la vista de nuestros clientes, para que usted tenga una gama muy amplia de zumos de frutas y verduras frescos, eligiendo materia prima de primera calidad, en su punto de sazón, y en combinaciones perfectas para todos los gustos y necesidades. Sin ningún tipo de aditivo, ni conservante. Listos para consumir como fuente de vitaminas y fibra.

Esta vez les mostramos una combinación de dos frutas perfectas con un sabor único, como es el zumo de tomate de árbol y naranja. El cóctel ideal para su salud.
Tomate de árbol

El tomate de árbol es un perfecto desconocido en los hábitos de consumo españoles, enorme error a la vista de su sabor y sus propiedades. También conocido como tamarillo, el tomate de árbol es un fruto delicioso originario de América del Sur que ofrece un sabor exótico y algo ácido, perfecto para quienes disfrutan consumiendo fruta pero no desean ingerir demasiado azúcar.
Este alimento se ha popularizado también en otros países debido a sus amplios beneficios sobre nuestra salud. Una de las grandes virtudes que atesora el tomate de árbol es su capacidad para reducir el colesterol alto, gracias a su gran aporte de fibra soluble, que favorece la absorción y eliminación de grasas, mejorando notablemente la condición de pacientes con LDL elevado.

El tamarillo es una excelente fuente de antioxidantes naturales, que colaboran en mantener el buen estado de nuestro corazón, en reducir la tensión arterial alta y potenciar una excelente salud cardíaca, en evitar la formación de radicales libres en la lucha del envejecimiento prematuro y en mantener la piel en su mayor esplendor.
Tamarillo

Con un alto contenido de vitamina, potenciado por la incorporación del zumo de naranja, el tomate de árbol fortalece nuestro sistema inmunológico y es un aliado para combatir enfermedades de forma efectiva, al mismo tiempo que favorece la absorción de los minerales esenciales que contiene.

Todo estos nutrientes con un bajo aporte de calorías y muy poco azúcar, lo que la convierte en una fruta idónea para diabéticos, o para los que simplemente se encuentran “a plan” de cara a los meses estivales.

La combinación de nuestro original zumo natural y fresco de tomate de árbol y naranja es, por tanto, un alimento completo, indispensable como bebida matinal en el desayuno o como sustitutivo de la pieza de fruta a media mañana o en la merienda.

Más información, pedidos o compra on-line en nuestra web Frutas Charito
Página web de Frutas Charito

Frutas Charito: okra, redescubriendo hortalizas ancestrales

Okras, hortaliza saludable

Nuevas verduras y frutas, como la okra, redescubiertas para el mundo occidental por sus beneficios nutricionales y por su aportación a las nuevas formas de concebir la gastronomía, donde los límites ya no los impone las distancias, ni los hábitos, tan solo la imaginación.

Un sector como el comercio de los productos hortofrutícolas está en contínua evolución, nuevas frutas y verduras ganan espacio en nuestros puestos, productos con larga tradición en otras culturas gastronómicas ocupan lugar junto a artículos habituales, novedosos para el gusto habitual van conquistando al consumidor. Ya sea por sus cualidades gastronómicas, ya sea por sus virtudes nutricionales, en Frutas Charito podrá encontrar todos esos productos que están colaborando a renovar nuestros hábitos de consumo, enriqueciendo nuestra cocina.
Okras, hortalizas exósticas

La okra, también conocido como quimbombó, molondrón, lady’s finger o un puñado de nombres más, es uno de esos artículos exóticos que vienen a potenciar una alimentación saludable. De la misma familia que la planta del cacao, tiene siglos de uso en África, de donde es nativa, y está muy extendida en la cocina de medio mundo, donde es una hortaliza muy popular.

La okra funciona como una fuente inagotable de nutrición, llena de vitaminas, minerales y otros nutrientes que proporcionan una serie de beneficios para la salud. Un “heroína” nutricional cuyos beneficios cubren un amplio espectro en nuestra salud, desde aliviar los síntomas del asma hasta reducir los niveles de colesterol.

Su alto contenido en fibra no solo favorece una buena salud digestiva, también corrige los niveles de colesterol en nuestro organismo al cooperar en su eliminación. De esta forma el consumo de okra, tal como ha sido señalado por diferentes estudios de la Universidad de Harvard, consigue desplomar los niveles de colesterol.
Tempura de okras

La misma fibra que presta una inestimable ayuda para mantener estables los niveles de glucosa en sangre, una forma correcta de gestionar los problemas en diabéticos. Al tiempo que su contenido de vitamina C y de componentes antioxidantes estimula el sistema inmunológico.

Y se preguntarán ¿cómo se emplea en la cocina? Lo más habitual es comerla cocida, sobre todo en guisos, aunque también se consume cruda en ensaladas o también deshidratada. Estas vainas inmaduras se utilizan en sopas, guisadas, fritas (magnífica la tempura de quimbombó), hervidas…, pero en cualquiera de la receta que elija podrá disfrutar de los beneficios de salud de este pequeño vegetal verde en cualquier época del año.

Receta de salteado de okras
Receta de salteado de okras

Ingredientes:
½ taza de aceite
1 cebolla mediana
1 cucharadita de sal
450 gr de okra
1 cucharada de semillas de comino
1 cuchara de cilantro en polvo
2 cucharadita de cúrcuma
1 cucharadita de jenjibre picado

Lavar las okras y secar con un paño, para luego cortar longitudinalmente en cuartos. Cortar la cebolla longitudinalmente en rodajas finas.

Calentar el aceite en la sartén y agregar la cebolla, pochándola hasta que este dorada

Agregar el comino y dejar tostar

Agregar el resto de las especias y el jenjibre. Anadir las okras y la sal.

Seguir friendo, revolviendo constantemente hasta que la okra esté tierna y la mayoría del líquido se haya evaporado.

Receta de la web India Mágica

Más información, pedidos o compra on-line en nuestra web Frutas Charito
Página web de Frutas Charito

Frutas Charito: quinoa

Semillas de quinoa

Paradojas de la vida, un producto que se consumía hace más de 5.000 años puede convertirse en el alimento del futuro. Pocos alimentos han alcanzado una relevancia como la quinoa, que en poco tiempo se ha popularizado de tal manera que ya se le incluye entre los superalimentos básicos; incluso la FAO designó el año 2013 como Año Internacional de la Quinoa. Uno de esos tesoros de origen vegetal que se considera una proteína completa.

Esta semilla tiene entre sus principales características un elevado aporte de proteínas, que según algunos estudios señalan como un 23% de su concentración de este nutriente, muy por encima de otros alimentos fundamentales y suficientemente generalizados como el trigo.

Al mismo tiempo, contiene altos niveles de minerales tan fundamentales para el organismo como el hierro, factor clave para reforzar el plasma sanguíneo y compensar los procesos comunes de cansancio y agotamiento. También supone un importante suministro de hidratos de carbono de absorción lenta, perfectos para mantener los niveles de azúcar en sangre estables.
Si a esto le añadimos un destacado aporte de fósforo, calcio, magnesio y potasio, amén de una importante cantidad de vitaminas esenciales – ácido fólico, C, E y vitaminas del grupo B-, tenemos un completo mundo de propiedades nutricionales en unas minúsculas semillas, que están consideradas como pseudocereales.

Aliado en las dietas de celíacos y diabéticos

Con todas estas propiedades, comer habitualmente quinoa (se recomiendan 48 gramos al día) reduce el riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares, presión arterial alta, cáncer de colon y obesidad.
Sirva como ejemplo de su potencia alimenticia y de la solvencia nutricional que atesora que la NASA propuso la quinoa como alimento ideal en los vuelos espaciales de larga duración.
Semillas de quinoa ecológica

Pero las virtudes de la quinoa que no quedan aquí. Ya que es un aliado perfecto para personas celíacas, pues no contiene gluten en su composición; de las personas que deben supervisar su alimentación al sufrir diabetes, o para los que, simplemente, desean seguir una dieta para perder peso.

Mucho antes del descubrimiento de América la quinoa era ya la principal fuente de alimentación de los incas, que la consideraban planta sagrada y cuyo significado en la lengua quechua es: “cereal madre”. Después de siglos de olvido en la gastronomía occidental  se ha impuesto como alimento de moda, acaparando la atención de cocineros, nutricionistas y, en general, de los seguidores de dietas saludables, que han hecho del consumo de quinoa casi una religión.

Su posicionamiento entre los alimentos con mayor futuro lo sostiene también su extraordinaria adaptabilidad como planta, pues es capaz de cultivarse en condiciones extremas, ya sea por la humedad relativa o por las diferencias de temperaturas, además de ser una planta que hace un uso eficiente del agua. Todo ello le ha premiado, como afirma la ONU, como un alimento que puede contribuir a la seguridad alimentaria mundial.

Semillas de quinoa ecológica

Es importante saber que existen distintas variedades (en Frutas Charito hemos optado por la quinoa blanca procedente de agricultura ecológica): la quinoa blanca, roja o negra, y puede que el tiempo de cocción de cada una varíe, pero existen unos conceptos básicos en su sencilla preparación que deben seguirse, y que les permitirá incluirla en primeros platos, segundos, aperitivos o postres.

  • Lavar la quinoa antes de cocerla. Este paso es necesario para eliminar la parte exterior de algunas variedades de quinoa que la amargan al cocinarla.
  • Verter la quinoa lavada y escurrida en un bol con abundante agua hirviendo. En lugar de calcular dos partes de agua por cada parte de quinoa, puede echarla en abundante agua y luego escurrirla, eliminando el agua sobrante.
  • Tener cuidado con no cocerla demasiado, ya que se queda pastosa. Normalmente suele tardar 15 ó 20 minutos, pero una buena indicación de que está hecha es que empiezan a aparecer unos rabillos blancos que delatan que la quinoa está cocinada. Siempre existe el recurso de ir probando hasta conseguir el punto.

Se utiliza en granos o triturada como si fuera harina. En grano, se pueden hacer desde ensaladas a hamburguesas vegetarianas y es una guarnición perfecta de carnes y pescados. En forma de harina es posible hacer panes, bizcochos, galletas… como si fuera la harina de trigo o de maíz, pero más nutritiva.

Receta de quinoa con vegetales
Semillas de quinoa con vegetales

Ingredientes:
1 l. de caldo de verduras
400 g de quinoa
50g de calabacín picado
50 g de pimiento rojo picado
50 g de pimiento verde picado
50 g de zanahoria picada
16 espárragos verdes
Hojas de menta fresca
Aceite de oliva virgen extra
Zumo de limón
Una cucharadita de salsa de soja
Sal

Cocer la quinoa en el caldo de verduras hasta que se abra y esté a punto. Escurrir el líquido sobrante.

Reservar 8 espárragos y trocear el resto muy pequeños.

En una satén, saltear los vegetales picados en aceite de oliva virgen extra. Añadir la quinoa y rehogar ligeramente. Agregar la salsa de soja y remover bien

Rectificar el punto de sal y alegrar con un chorrito de zumo de limón.

Mezclar con las hojas de menta picadas.

Poner en cada plato un aro de repostería y rellenar con la quinoa.

Retirar los aros en el momento de servir. Decorar con hojitas de menta.

Receta de GastroActitud

Más información, pedidos o compra on-line en nuestra web Frutas Charito
Página web de Frutas Charito

Frutas Charito: espárragos de temporada

Espárragos de temporada en Frutas Charito

Espárragos en todas sus variedades: silvestres, verdes o blancos, colaboradores necesarios en una dieta saludable y variada, perfectos para integrarlos en sus menús de temporada.

Un ejercito de espárragos han ocupado los mostradores de Frutas Charito, en el Mercado de Chamartín. Esta vez no proceden de Perú, suministrador foráneo de todo el espárrago que llega al consumidor fuera de temporada; esta vez son de producción nacional y llegan con sus mejores galas como confirmación de que la primavera es ya un hecho irrefutable.

Espárragos trigueros

Los primeros, los espárragos silvestres, menos gallardos que sus congéneres, pero con su especial sabor que les confiere crecer de forma montaraz en las márgenes de los caminos, en las vías del tren, entre pedregales… , es decir, de forma natural y cuasi espontánea. Ya han pasado los tiempos en que se recolectaban en los campos de trigo de las comarcas rurales de Extremadura y Andalucía antes de que brotara el cereal. La modernización de la agricultura tiene también sus daños colaterales.

Después, los espárragos verdes, a los que no hay que confundir con los trigueros, ya que los verdes son de cultivo y tienen un sabor menos amargo. Su cultivo en campos de la Comunidad de Madrid nos asegura un producto de excelente calidad, y por su proximidad entre los productores y el punto de venta, la máxima frescura.

Espárragos verdes de Madrid

Además está la caballería pesada: espárragos blancos, robustos, blanquísimos y absolutamente deliciosos. Hemos escogido los mejores, los de Navarra por su textura suave, con fibrosidad escasa o nula y su exquisito sabor.

Espárragos blancos de Navarra

Con sus diferentes características y sus variadas prestaciones, todos ellos participan de un buen número de cualidades nutricionales. Compuestos por un 90% de agua y con tan sólo 25 Kcal por cada 100g, los espárragos son considerados como un magnífico aliado para los regímenes. Su alto contenido en fibra ayuda además al equilibrio intestinal, mientras que sus componentes diuréticos facilitan el funcionamiento renal.
Por si no fuera suficiente, los espárragos están llenos de minerales (magnesio, calcio) y vitaminas (B, E y C), lo que les hace un alimento muy completo.

Desde el punto de vista gastronómico, los espárragos son muy interesantes ya que se pueden preparar de multitud de formas: fríos o calientes, solos o como un ingrediente más de otra receta, a la que aportará un toque especial. Los puedes hervir en agua (el método inglés) o los puedes asar en un sartén o al horno. Esta última manera es la más usada en los países americanos, mientras la primera se prefiere en Europa.

Lo ideal es tomar los espárragos blancos lo más frescos posible. Ahora bien, si tenemos que dejarlos unos días en la nevera, deberemos envolverlos en un paño húmedo y alejarlos de la luz.

Receta de espárragos esparragados
Tradicional receta de espárragos esparragados

Ingredientes:
Manojo de espárragos
1 rebanada de pan
2 dientes de ajos
1 cucharadita de pimentón
Vinagre
Sal

Lo primero que hacemos es picar los espárragos con las manos, es importante saber cuando parar y no picar todo el espárrago, en el momento que nos cuesta mas trabajo partir el trozo quiere decir que esa parte ya la desechamos, ya que está demasiado dura y no será  fácil de comer.

Una vez picados lo cocemos, para ello  los ponemos  al fuego con agua y un poco de sal, cuando rompa a hervir dejamos entre 5-10 minutos, si los espárragos son salvajes como en este caso es recomendable cambiar el agua y volver a repetir el proceso  ya que su sabor es fuerte.

Mientras los espárragos cuecen en una sartén con un poco de aceite freímos un rebanada de pan y los dientes de ajos, una vez que estén fritos y el aceite esté templado añadimos una cucharadita de pimentón dulce, un poco de vinagre y  majamos esta mezcla.

Por último en una sartén ponemos los espárragos escurridos con la masa que hemos majados y un poco de agua de la cocción de los espárragos, dejamos cocer  10 minutos a fuego lento.

Personalmente  me encanta cuajar un huevo , que delicia.

Receta de Magdalena Troncoso en la web CocinaparaPobres

 Más información, pedidos o compra on-line en nuestra web Frutas Charito
Página web de Frutas Charito