Del mercado a tu mesa

Category - Frutas Charito

Información relacionada con la Frutería Charito

Frutas Charito: apúntate al kimchi

Kimchi coreano

Quizás su nombre no te diga nada, pero el kimchi se ha convertido en un plato de culto en medio mundo, entrando en ese distinguido club de los superalimentos. Te vamos a contar algunas peculiaridades y si decides sumarte a esta tendencia planetaria, en Frutas Charito vas a encontrar todos los ingredientes para arrancar en un viaje iniciático.

Antes de que convirtiera en la comida favorita de la modernidad occidental, el kimchi fue declarado Patrimonio Cultural Intangible de la Humanidad por la UNESCO, como ya lo era la dieta mediterránea o el café turco o el pan lavash armenio o la “comida gastronómica” de Francia, donde se evalúa no solo el sabor, se pone en valor mucho más que el plato en si mismo, por muy bueno que sepa al paladar, se premia el proceso, “la práctica y el arte” de prepararlo, que es lo que el órgano cultural de las Naciones Unidas considera que se debe preservar para la posteridad.
Productos del kimchi

Las familias coreanas preparan kimchi como un ritual. Es el acto social más popular y no falta en ninguna mesa. En cada comida coreana se sirve un bol con arroz hervido y kimchi. Está tan arraigado a sus vidas que, hasta en momentos donde la comida no es protagonista, aparece por arte de magia. Por ejemplo, cuando posan para una foto no dicen “cheese” como los anglosajones o “patata” como los españoles. Con una sonrisa de oreja a oreja gritan juntos: “¡kimchi!”.

El kimchi se prepara con la col china como ingrediente principal. Es crujiente y picante como el chucrut. Estimula el paladar con sabores nuevos y mezcla con sabiduría tres superalimentos: el ajo, el jengibre y las cebollas verdes. Esta triada de verduras está en la mayoría de platos de las familias coreanas, pero es en el kimchi donde adoptan su mejor versión.

Se le puede añadir calabaza, pepino, mango verde –el de daikon y mango verde con soja es uno de mis kimchis caseros favoritos– manzana, cualquier hoja verde con un cierto nervio como berza, kale, pak choy o las pencas de la acelga.

Es el contrapunto ideal al resto de sabores de los platos elevando a su máxima expresión cualquier alimento rico en almidón. Arroces, fideos, tortillas, panes y especialmente platos con carne mejoran porque el kimchi limpia la grasa en el paladar.
Kimchi coreano

El kimchi es un alimento vivo, como el queso o el vino. Cuanto más viejo se hace, más matices adquiere. Esta es la gran propiedad de los alimentos probióticos con microorganismos vivos que permanecen activos en el intestino y ejercen importantes efectos fisiológicos. En consecuencia, se considera que es un alimento probiótico vegetal que contribuye a la salud de una manera similar al yogur como alimento probiótico lácteo.

Más allá de la moda, según la Organización Mundial para la Salud es uno de los cinco alimentos más sanos, junto con el aceite de oliva, y la comunidad científica se ha desbordado en cuanto a los beneficios del kimchi, así un intenso estudio publicado en Journal of Medicinal Food asegura que es: anticancerígeno, combate la obesidad, reduce el colesterol, aporta vitaminas A, B y C, suaviza las digestiones, propiedades antioxidantes y antienvejecimiento, mejora la salud del cerebro, fortalece el sistema inmunológico y la salud de la piel. Casi nada.

Existen más de 160 variedades que los coreanos consumen con fervor. Es barato y fácil de preparar. Tan solo requiere paciencia con el proceso de fermentación. Te presentamos una de las miles de recetas que existen… 

Receta de Paechu Kimchi
Receta de kimchi coreano

Ingredientes:
Una col china de tamaño mediano
250 gr. De sal
2 cucharadas de harina normal (lo ideal es usar harina de arroz, pero la de trigo sirve)
35 gr. De salsa de pescado
250 gr de guindilla coreana en polvo, se denomina kochu karo
2 cebollinos chinos picados en piezas de unos 3 cm
4 dientes de ajo bien picados
4 nueces bien picadas
1 cucharada de jugo de jengibre
125 gr de azúcar
1 cucharada de jugo de limón o lima

Corta longitudinalmente la col en 4 cuartos. Retira las hojas exteriores que estén feas o que estén duras o muy blancas. Lávalo y, sin escurrir, añade 200 gr de sal por encima. Disuelve el resto de sal en un 125 gr de agua bien caliente y échala por encima de la col:

Deja reposar durante 3 horas dando vueltas cada hora para que la sal se distribuya uniformemente; a media que la col pierda agua, esta se irá cubriendo con el agua salada.

Lava varias veces bajo agua y deja escurriendo sobre un colador.

Para hacer la salsa: disuelve sobre el fuego la harina en 250 gr de agua y cuece removiendo constantemente hasta que se forme una pasta, un par de minutos, deja enfriar y añade el resto de ingredientes y mezcla.

Abre la col y rellénala con la mezcla (mejor usa guantes) echando la pasta entre las hojas de la col. Presiona bien y deja en un bol. Añade un poco de agua a la mezcla de la pasta hasta disolverla y vierte sobre la col. Cierra en bol, cubre con una bolsa de plástico bien cerrada y deja fermentar 3 ó 4 días fuera de la nevera y pasa a la nevera para retrasar el proceso de fermentación. Debería saber picante, dulce y salado, prueba y corrige si fuera necesario. Puedes tomarlo a partir del 4º día y hasta un mes después, pero se irá poniendo cada vez más ácida.

Cuando quieras tomarlo, saca una pieza, corta unas hojas y sirve en un plato las piezas cortadas del tamaño de un bocado.
Receta de Umami


Más información, pedidos o compra on-line en nuestra web Frutas Charito
Frutas Charito

Frutas Charito: tiempo fresón

Fresón de Huelva

Como cada año la temporada del fresón extiende su vivo color rojo por mercados de toda España, y de media Europa. Fruta recogida en su mayoría en ese enorme huerto que es Huelva, y en menor medida de Extremadura, Valencia y el Maresme suministran salud a todo un continente.

Todos conocemos las cualidades organolépticas de los fresones: frutos carnosos, jugosos y dulces, con un punto de acidez dependiendo de la variedad, su forma de corazón y su color rojo intenso, que puede ser más rosado o anaranjado también dependiendo de la variedad, conquista a los paladares en su degustación, sea en fresco, en batidos, en mermeladas, en postres elaborados e incluso como ingrediente en platos salados.
Fresón de Palos

El fresón, a parte de ser una fruta vistosa, jugosa y de un sabor que suele gustar a todo el mundo, contiene una serie de valores nutricionales muy beneficiosos para el organismo y que pueden, en algunos casos, hasta ayudar a prevenir algunas enfermedades. Debemos aprovechar la temporada fresones, pues además de ser una fruta exquisita, sus propiedades nutricionales son muy importantes, pocas calorías (unas 35 kcal. por cada 100 gramos), mucha agua (85%), hidratos de carbono (fructosa, glucosa y xilitol) y son ricas en vitamina C y vitamina P o flavonoides (antocianos); también proporciona vitamina E y minerales, como el potasio, el magnesio o el calcio, y naturalmente fibra.

Como práctica para una mejor conservación conviene guardarlas en el frigorífico a unos 4º C, y sacarlas una hora antes de su consumo para apreciar todas sus virtudes. No se deben lavar hasta que no se vayan a consumir, no sumergirlas en agua para no perder su sabor ni retirar el peciolo antes de lavarlas.

El alcance gastronómico del fresón es infinito y su facilidad para todo tipo de alianzas y combinaciones transformadas en recetas nos permiten elaborar maravillosas combinaciones, tanto dulces como saladas, ya sean en primeros platos o como postre en cualquier menú.

Le proponemos dos opciones, una plenamente repostera y otra como ingrediente en un fresca y nutritiva ensalada. En ambas son una maravilla.


Receta de tarta de fresones con crema de naranja
Repostería con fresón

Ingredientes:
Para la masa:
125 gr de harina
50 gr de mantequilla 
2 cucharadas de azúcar
1 huevo pequeño
Una pizca de sal

Para la crema:
300 gr de fresones
4 yemas de huevo
2 naranjas
80 gr de azúcar
1 cucharada colmada de harina fina de maíz

Para el sirope:
125 gr de azúcar
1 piel de naranja
Jengibre
60 ml de agua (8 cucharadas)

Para la masa mezclamos la harina, la mantequilla, la sal y el azúcar y la trabajamos frotando con las manos, de manera que la masa adquiera la textura de la arena,  en este punto añadimos el huevo y mezclamos. Hacemos una bola la envolvemos en papel film y la llevamos al frío durante una hora.

Se engrasa el molde, se estira la masa sobre papel de horno y se coloca con cuidado en el molde, se deja en la nevera una hora.

Calentar el horno a 180º.

Cubrimos la tartaleta  con papel de horno y la cocemos durante 15 minutos. Se retira el papel y se cuece 8 minutos más.

Pelar una naranja en forma de tirabuzón y reservar.

Rallar la piel de la otra y mezclar con el azúcar, las yemas y la harina. Batir todo muy bien.

Añadir el zumo de las naranjas y poner a cocer al baño maría removiendo a menudo hasta que espese la crema. Dejar enfriar.

Para el sirope se corta en juliana la piel de la naranja y se trocea el jengibre. Añadir azúcar y agua, llevarlo a ebullición a fuego suave removiendo a menudo hasta que el azúcar se disuelva.

Se rellena la tartaleta con la crema, se colocan las fresas y se bañan con el sirope.

Receta de Cousas de Milia


Receta de  ensalada de fresón con espinacas
Ensalada de fresón y espinacas

Ingredientes:
500gr de fresas en rodajas
200gr de almendras laminadas
Una bolsa de hojas de espinaca frescas

Aderezo:
1/4 cucharadita de pimentón
1/8 cucharadita de salsa inglesa
1/4 taza de aceite vegetal
Dos cucharadas de azúcar
Una cucharada de cebolla morada o blanca finamente picada
Una cucharadita de semillas de sésamo
Una cucharadita de semillas de amapola
Dos cucharadas de vinagre de sidra o manzana
Sal
Pimienta

Para iniciar a preparar la ensalada, lo primero que haremos es tostar las almendras en un sartén a fuego medio, por algunos minutos.

Una vez listas, podemos mezclar en una ensaladera las fresas, espinacas y almendras tostadas.

Por otro lado, para el aderezo, debemos colocar todos los ingredientes en la licuadora y batir hasta que todo quede integrado.

Ya que esta lista la salsa, la vertemos sobre las espinacas y fresas y podemos disfrutar de una saludable ensalada.

Consejo de Recetas Fáciles


Más información, pedidos o compra on-line en nuestra web Frutas Charito
Frutas Charito

Frutas Charito: el rincón del goloso

Polvorones andaluces

En Frutas Charito nos vestimos de Navidad creando un rincón para los más golosos, un espacio donde los dulces más representativos de todas las regiones tienen un lugar. Dulces auténticos y genuinos, golosos tesoros elaborados con almendra, miel, ázucar, chocolate, frutas… cuya calidad es reconocida en todo el mundo.

La oferta es amplia, donde sobresale el turrón de la firma Puyet. El famoso turronero de la localidad de Graus, en el Alto Aragón, considerado uno de los productores de más alta calidad de España. Una producción artesanal con más de 200 años de historia, con todas las variedades clásicas, en las que se incluye su famoso turrón negro,  de color rojizo oscuro brillante confeccionado con almendra de la variedad «largueta», con piel, y miel, azúcar y obleas. Una delicia única.

Turrones Pastelería PuyetPero también experimentan con sabores que marcan nuevas tendencias en el gusto del consumidor, donde interviene los chocolates blancos, la naranja, las cerezas… Un mundo a explorar que no le dejará indiferente.

Mantecados Felipe II, una joya de la confitería española y los más deseados. Su tradicional elaboración artesanal, fielmente guardada generación tras generación, les han convertido en un objeto de deseo cada Navidad. Continúa empleando harina de trigo, azúcar, harina de almendra Marcona y manteca, produciendo los dulces a mano, tal como se hacía 500 años atrás.

Mantecados Felipe IIPolvorones Delicias de Antequera, obra de una empresa familiar especializada en productos navideños elaborados con las mejor calidad y materias primas, con el mejor sabor y el mayor respeto a la tradición que otorga años elaborando dulces andaluces, en una tierra que saben mucho al respecto.

Continué con el mazapán, otro clásico, escogido entre los mejores productores toledanos con años de experiencia en esta dulce mezcla de pasta de almendra y azúcar.

PiñonatesDescubra los piñonates, un producto típico de Cádiz, que arrastra siglos de historia y que a pesar de haber sufrido mil variaciones en la receta original mantiene sus sabores básicos donde la miel, la harina, los piñones, el ajonjolí, la canela y el clavo le aportan su originalidad y carácter.

Bombones de higo con chocolate, una especialidad de Extremadura con una historia más reciente pero que se han hecho un lugar en el repertorio de las delicias navideñas.

Alfajores de almendraAlfajores, otro clásico de la repostería andaluza y de su tradición gastronómica de Al-Andalus. Un equilibrado dulce elaborado a partir de pasta de almendras, miel y nueces.

Frutas de Aragón, trozos de frutas escarchadas (bañadas en almíbar) recubiertas de chocolate. La deliciosa versión “maña” de un bombón, orgullo de la localidad de Calatayud.

Y la lista no acaba aquí. Todo para que tengan unas DULCES Y FELICES FIESTAS.


Más información, pedidos o compra on-line en nuestra web Frutas Charito
Frutas Charito

Frutas Charito: verduras vestidas de gala

Verduras en la comida navideña

En el recetario popular navideño, las verduras de temporada han tenido siempre gran relevancia. La coliflor con bacalao cocido, en Galicia; la lombarda y la ensalada de escarola y granada, en Madrid; el cardo, bien con bechamel, en Aragón, bien con almendras en La Rioja; la berza con aceite y ajos, en el País Vasco… , platos muy en consonancia con nuestra dieta mediterránea, y por consiguiente sanas.

Queremos animaros a recuperar esas tradiciones que ponen en la mesa de las fiestas los vegetales, como ingredientes “de peso”, aunque solo sea para que superadas las celebraciones no queramos encontrarnos con desagradables sorpresas en la báscula.


Receta de cardo con almendras
Cardos con almendras

Ingredientes (4 personas):
1 kg de cardo
200 gr de  almendras
4 dientes de ajo
¼ de limón
Agua
Aceite de oliva virgen extra
Sal

Pon 1,5 L de agua a hervir en la olla rápida. Pela los tallos del cardo, retirando los hilos.

Córtalos en trozos de 4 centímetros y añádelos al agua hirviendo junto con el limón y una pizca de sal.  Cierra la olla y deja cocer a presión durante 5 minutos. Escúrrelos y resérvalos.

Pica las almendras (reserva unas pocas) y los dientes de ajo. Coloca todo en el mortero y maja bien hasta conseguir una pasta homogénea.

Pica los otros 2 dientes de ajo en láminas, ponlos a dorar en una cazuela (amplia y baja) con un poco de aceite. Añade las almendras reservadas anteriormente y fríelas brevemente.

Agrega un poco del caldo resultante de cocer los cardos y el majado de almendras. Incorpora el cardo escurrido y deja que cueza todo junto durante 5 minutos a fuego medio y servir.
Receta de 5aldía


Alcachofas con gambas y cigalitas
Alcaucines con almejas y cigalas

Ingredientes (2-3 personas):
6 alcachofas
250 grs. de almejas
250 grs. de cigalitas
2 dientes de ajo
Harina
Vino blanco
Limón 
Sal
1/2 pastilla caldo de pescado
Aceite de oliva virgen extra
Perejil fresco picado

Lo primero que haremos será preparar las almejas, sumergiéndolas en agua con sal  para depurar.

A continuación limpiamos y cocemos las alcachofas de la siguiente manera. Corta los tallos y quita las hojas exteriores, hasta que veas que el color amarillo llega hasta más o menos la mitad. Corta por ahí, y parte en cuartos.

Con el cuchillo, quita los “pelillos” del interior, y a medida que vas limpiándolas, introduce en una olla con agua, sal, zumo de limón y un par de cucharadas de harina disueltas; esto se llama blanquear, y es para que las alcachofas no se ennegrezcan. Hierve hasta que estén blanditas, unos 25 mts., y deja en ese liquido hasta el momento de utilizar.

En una tartera u olla amplia con el fondo cubierto de aceite, sofríe los dientes de ajos picados, y cuando empiecen a dorar añade una cucharada de harina. Deja que se cocine un poco.
Incorpora el vino, deja que evapore el alcohol, e introduce las alcachofas, que iremos sacando con una espumadera del agua donde estaban reservadas, y sin preocuparnos de que vayan demasiado escurridas.

Añadimos agua hasta casi cubrir las alcachofas, la 1/2 pastilla de caldo, e introducimos las almejas y las cigalas.

Tapamos, y dejamos cocer unos minutos hasta que las almejas se abran. Espolvoreamos por último con el perejil picado una vez retirado del fuego.
Receta de Valkicocina


Un festival vegetal perfecto para acompañar aves, carnes o pescados.

Receta de verduras asadas navideñas
Verduras asadas para guarnición

Ingredientes (8 personas):
12 zanahorias de manojo
2 mandarinas
2 ramas de romero fresco
3 bulbos de hinojo
1 rama de tomillo fresco
1 limón
6 chirivías bien frescas
12 hojas de salvia
Vinagre de vino blanco
6 remolachas bien frescas
Un buen chorro de vinagre balsámico
1 cucharadita de orégano
1 kg de patatas de platillo
12 dientes de ajo
2 cucharadas de perejil fresco
Sal
Pimienta

Encender el horno a 200 grados centígrados. Preparar una bandeja de horno grande para ir poniendo las verduras unas al lado de otras a medida que las vayamos preparando, mezclándolas un poco con las manos para que se impregnen bien de líquidos y hierbas.

Lavar bien las zanahorias con un cepillo, cortarlas a lo largo y mezclar con el zumo de las mandarinas y la mitad del romero. Dejar también encima las mitades de mandarina vacías.

Lavar y cortar a lo largo en 6 los bulbos de hinojo. Mezclarlos bien con las hojas de tomillo y el zumo de limón, dejando las mitades vacías por encima.

Lavar bien las chirivías y cuartearlas a lo largo. Mezclarlas con las hojas de salvia y un buen chorro de vinagre de vino blanco.

Lavar bien las remolachas y, si la piel es gruesa, pelarlas. Cortar las remolachas a octavos si son pequeñas o en bastoncillos si son muy tochas. Mezclarlas bien con un buen chorro de vinagre balsámico y orégano (es el momento de lavarse las manos a conciencia).

Limpiar bien las patatas con un cepillo y cortarlas por la mitad. Mezclar bien con el resto de las hojas de romero y los dientes de ajo.

Poner un chorro generoso de aceite por encima de todas las verduras, y hornear durante una hora o hasta que se vean crujientes. Emplatar y servir inmediatamente.
Receta de El Comidista


Más información, pedidos o compra on-line en nuestra web Frutas Charito
Frutas Charito

Frutas Charito: crucíferas, vegetales sanos

Verduras de invierno

La fama, la buena y la mala, suele ser efímera y no siempre responde a criterios sólidos. El ejemplo que nos ocupa responde perfectamente a este hecho. Las crucíferas, soberanas entre las verduras de otoño e invierno, han tenido durante años una inmerecida mala reputación, sea debida al fuerte olor que algunos de ellos desprenden al cocinarlos o al considerarlas de menor nivel o verlas como un ingrediente de la cocina más rural. Y en esta necesidad de un “asesor de imagen” apareció la Organización Mundial de la Salud para recuperar el “honor” y la reputación: propiedades antioxidantes, prevención de algunas formas de cáncer, capacidad para combatir el colesterol, potente acción antibacteriana, beneficios para la piel y las articulaciones, aporte de ácido fólico, vitamina C, betacaroteno, importante suministro de fibra, colaboración en los regímenes de adelgazamiento por su efecto saciante…,  las sitúa en el escalafón alto de lo que se considera una dieta sana.

Es por ello momento para reivindicar la presencia de pak choi, coliflor, romanesco, repollo, lombarda, col de bruselas, colinabo o colirrábano, brócoli, col rizada (kale), berza, nabo, grelos, col china, etc… en la mesa.
Verduras de invierno

En general estas verduras y hortalizas son muy fáciles de preparar, incluso algunas de ellas se pueden comer crudas, pues textura y sabor son muy agradables. Unas necesitan de una cocción suave para obtener el mejor sabor y a otras se las deben aplicar una cocción fuerte.

En cuanto al molesto olor que desprenden al hervirlas hay remedios que palian o lo eliminan. Bastará con echar en el agua de cocción un chorrito de leche, o unos trozos de apio o un poco de vinagre y evitaremos que los vecinos conozcan a distancia qué van a comer hoy.

Las verduras crucíferas tienen tamaños y texturas distintas entre si, por lo que deberemos tener en cuenta estas diferencias a la hora de cocinarlas. Por ello vamos a intentar diferenciar algunos usos y costumbres con los que podemos dar un mejor uso al regalo invernal que nos ofrece la naturaleza:

Las crucíferas verdes, como el brócoli, las coles de Bruselas, la col rizada o kale, los grelos, el romanesco y otras quedan especialmente bien a la plancha, salteadas o al horno. De esta forma no solo no desprenden olores desagradables, también mejoran mucho su sabor y su textura, quedando más enteras, sin deshacerse.
Vegetales de invierno

La col rizada al horno, además, se puede convertir en chips para picar. Las hojas se desecan y se tuestan y quedan como un snack crujiente.

Las coles de Bruselas se pueden tomar como cualquier otra verdura: salteadas, al horno o a la plancha. También se pueden separar sus hojas y dorarlas a la sartén para tener un snack diferente.

El colinabo o colirrábano se puede comer crudo. Recuerda bastante a la manzana en textura, y tiene un sabor muy parecido al del tronco de la lechuga. Basta con pelarlo y cortarlo como queramos para tomar tal cual o añadir a ensaladas.
Pak choi

La col china, pak choi, repollo y grelos son un poco más delicados. Si las añadimos al principio de la preparación de un plato es muy posible que para el final estén demasiado blandas. Requieren muy poco tiempo de cocción, y más si las cortamos en tiritas finas.
Para hacer rollitos de primavera y similares no es necesario darles una cocción previa, se harán con el vapor que se forma dentro del propio rollito.
También las podemos comer crudas en ensaladas, igual que la lombarda, y dar un toque de color y textura crujiente muy original sin tener que recurrir siempre a la lechuga.

La coliflor y el romanesco comparten una textura muy compacta que las hace ideales para cualquier preparación. Incluso podemos rallarlos crudos y utilizarlos igual que el cuscús (y no es necesaria su cocción). Ambas hortalizas cortadas en trozos medianos y hechas a la plancha con especias son una base excelente para cualquier plato o acompañamiento y se hacen muy rápido.

A la hora de hacer cremas de verduras nabo, coliflor, romanesco y colinabo nos aportarán cremosidad. Para evitar que huelan mal cocírnalos aparte, al vapor, hasta que estén tiernos, y añádelos al resto de ingredientes ya hechos antes de pasarlo por la batidora.


Receta de pastel de coliflor con queso
Pastel de coliflor y queso

Ingredientes:
1 coliflor mediana
100 gr. de mantequilla
1 cucharada de harina
3 huevos
200 gr. de queso Emmental rallado
Sal y pimienta negra.

Quitamos las hojas verdes a la coliflor, la lavamos en agua fría y retiramos el tallo central, ahuecándolo por debajo con un cuchillo.
En una olla ponemos agua con sal. Cuando el agua comience a hervir añadimos la coliflor entera, que deberá cocer con la olla destapada de 30 a 45 minutos.
Consejo: Si quieres evitar el fuerte olor que despide la coliflor durante su cocción, añade un poco de miga con leche a la olla.
Una vez tengamos la coliflor cocida, machácala hasta conseguir un puré espeso.
Funde la mantequilla en una cazuela con un poco de aceite de oliva. Añade la cucharada de harina y rehógala con la mantequilla hasta que desaparezcan todos los grumos.
Incorpora el puré de coliflor a la cazuela y rehoga el conjunto durante un par de minutos.
Pasa el puré de coliflor a un bol, salpimenta y, una vez se haya templado, añádele los huevos batidos y el queso rallado. Mezcla bien e introduce el resultado en un molde redondo.
Cocinamos en el horno, precalentado a 180ºC, hasta que la superficie quede bien dorada.

Receta de ABCdeSevilla


Más información, pedidos o compra on-line en nuestra web Frutas Charito
Frutas Charito

Frutas Charito: cocina mexicana al instante

Cocina mexicana lista para consumir

Para los que gustan de los sabores de la cocina mexicana, pero no tienen tiempo para iniciarse en ella, en Frutas Charito les ofrecemos los productos de Gourmet Passion.
Ponle picante a tu despensa.

Esta firma pionera en platos mexicanos totalmente cocinados, a los que no hay que añadir ningún ingrediente más y que pueden estar listos para consumir en tan solo 90 segundos, ofrece una carta de productos perfectos para consumir en casa o en el trabajo.

Están elaborados con ingredientes naturales y de alta calidad, sin conservantes añadidos, y ajustados a la tradición del recetario tradicional, ya sean en formato “tacos” o guisos de cuchara. El auténtico sabor mex al instante a los adictos a la cocina mexicana.

La forma de consumirlo es tan secilla como verter el contenido de la lata en un plato y calentarlo en el microondas, junto a las tortillas que vayas a consumir, a potencia máxima durante 90 segundos. A continuación coloca la cantidad de relleno a tu gusto sobre las tortillas y añade la salsa picante. Enrolla la tortilla y… ya es todo tuyo.
Kit de cocina mexicana

Puedes optar por diferentes kits que contiene los productos necesarios para elaborar tacos para 2 personas, presentados en un práctico, cómodo y cuidado envoltorio:

  • Tinga de Ternera. El kit incluye: lata de Tinga de Ternera, sobre con 10 tortillas de trigo, bote de salsa molcajeteada.

La Tinga de ternera es un plato de la gastronomía mexicana, elaborado con carne de ternera en hebras, aceite de oliva, cebolla, tomate, chipotle y una salsa a base de tomate, cilantro y chile serrano.

  • Tinga de pollo. Kit con: lata de Tinga de Pollo, sobre con 10 tortillas de trigo, bote de salsa molcajeteada.

La Tinga de pollo es un plato típico mexicano elaborado con carne deshebrada de pollo, cebolla, chipotle, aceite de oliva y una salsa a base de tomate, cilantro y chile serrano.
Cocina mexicana al instante

  • Chilorio. Set con: lata de chilorio, sobre con 10 tortillas de trigo, bote de salsa mocaljeteada.

El Chilorio es un guiso tradicional mexicano a base de magro de cerdo adobado y deshebrado, que sirve de relleno para tortillas. Receta ancestral de sabor potente, gracias al uso de chile ancho y chile pasilla, que aportan a la carne de cerdo en hebras un sabor único y con un picor muy ligero. Ideal como relleno de tortillas tanto de maíz como de trigo.

  • Cordero barbacoa. Kit que incluye: lata de relleno de cordero barbacoa, sobre con 10 tortillas de trigo y salsa Gourmet Passion México
    Cocina mexicana al instante

La variedad de cordero barbacoa está elaborado con sabrosa carne de pierna de cordero deshuesada, laurel, especias y sal.

Pero además comercializamos, de la misma marca, un expléndido guiso de cuchara mexicano: el Pozole Rojo, un clásico de la gastronomía al sur del Río Grande, basado en carne de cerdo, maíz blanco, con cebolla y una gran cantidad de especias y picantes, guisada a fuego lento. Sin conservantes añadidos.

Y no te olvides de llevarte también los tradicionales nachos de maíz, elaborados con maíz no transgénico, aceite de girasol y sal. Sin gluten, ni lactosa, y plenos de sabor.


Más información, pedidos o compra on-line en nuestra web Frutas Charito
Frutas Charito

Frutas Charito: calabaza

Calabaza, alimento perfecto

Busque un alimento adecuado para un menú completo, de aperitivo hasta el postre, saludable y delicioso, y que se presta a múltiples usos, y no sólo en la cocina -y si no lo crees prepárate para Halloween-. Pues aquí está: la calabaza.

Comencemos por las cualidades nutricionales de la calabaza. Contiene carotenoides, mucílagos y sustancias de pectina. Con su aportación de 18 kilocalorías por cada 100 gramos de pulpa, la calabaza es un alimento bajo en calorías. Es muy rica en agua, fibra, minerales y vitaminas (del grupo B, vitamina C, vitamina E y vitamina A), que la hacen ideal para las personas con problemas de peso.  Además de ser un buen aliado para los ojos, es un gran apoyo para los dientes y los huesos. ¿Sabes que una taza de puré de calabaza contiene el doble de la cantidad diaria recomendada de vitamina A?.

Como todos los vegetales de color amarillo-naranja, en la calabaza nos encontramos con el beta-caroteno, un potente anti radicales libres, que la convierte en un socio perfecto para retardar el envejecimiento celular de nuestro cuerpo. El beta-caroteno, también, realiza una función protectora del sistema circulatorio y posee propiedades antinflamatorias.
Calabazas

Esta cucurbitácea  contiene triptófano que ayuda al cuerpo a producir serotonina, favorecedora de la relajación y el sueño. Para los atletas, la calabaza es ideal para el alto contenido de potasio, promueve el equilibrio de los electrolitos que se pierden durante el entrenamiento, además de ayudar a conseguir el mejor de los músculos. En caso de estreñimiento puede comer calabaza, de fácil digestión, también nos apoya en la eliminación de las toxinas en el intestino y el hígado.

Para mantener sus propiedades sin alteraciones, la calabaza se debe almacenar en un lugar fresco, y si la compra pelada también se mantiene correctamente en el frigorífico por algunos días. Si la desea congelar, lo mejor sería cortar primero en cubos, cocinar al vapor y después someterla a la congelación.
Puré de calabaza

Las utilidades que tiene la calabaza en la cocina, realmente son infinitas, con ella podrás elaborar desde dulces, hasta purés, o cremas o, simplemente, cortarla en cubos y hacerlas a la plancha, que con el ajo por encima y un poco de sal maldón  es la perfecta guarnición de un filete de pollo o de salmón. También se puede probar en unas judías guisadas, o en carne estofada, o en mini cubitos en una ensaladilla rusa, pero siempre cocida en su justa medida, porque hay veces que por exceso de tiempo terminamos deshaciendo el producto. Puede dar un toque especial a sus pizzas o elaborar un clásico risotto de calabaza y romero, o crear chips al horno como sustitutivo de las patatas fritas en el aperitivo.


Receta de tortitas de calabaza
Tortitas dulces de calabaza

Ingredientes (30 unidades aprox.):
250 gr de calabaza
1 vaso pequeño de azúcar
Ralladura de limón
2 huevos
250 gr de harina
1 vaso pequeño de leche
Un poco de agua
Aceite de oliva virgen
Azúcar con canela

Pela la calabaza, trocéala y ponla a cocer en una cazuela con un poco de agua durante 10 minutos. Una vez cocida, aplástala con una varilla hasta conseguir una especie de pasta.

Mézclala con el azúcar, el limón, los huevos, la harina y la leche, hasta conseguir una masa uniforme.

Pon aceite en una sartén y caliéntalo bien. Con una cuchara, echa pequeñas porciones de masa y fríelas bien por los dos lados.

Sirve las tortitas de calabaza en una fuente amplia, espolvoréalas con una mezcla de azúcar y canela en polvo.

Receta de Eva Arguiñano en Hogarmanía


Más información, pedidos o compra on-line en nuestra web Frutas Charito
Frutas Charito

Frutas Charito: castañas, símbolo del otoño

Castañas

Una de las imágenes evocadoras de que el frío acecha son las castañas, y una de las postales clásicas del otoño/invierno en Madrid era, cada vez menos, las brasas y el humo blanco del asador callejero de castañas.

Aunque se acostumbra a clasificar dentro del grupo de los frutos secos, la castaña es muy diferente del resto de miembros de este grupo. Su componente principal son los hidratos de carbono, aproximadamente un 40%, mientras que en el resto de frutos secos rondan el 15-20%. Debido a esta proporción tan elevada de hidratos de carbono, las personas con diabetes tendrían que moderar su consumo.

Además, contiene muchas menos proteínas y grasas que el resto de frutos secos; por lo tanto, a pesar de ser una fuente de energía adecuada en situaciones de esfuerzo, no es tan calórica como otras.
Castañas

También hay que destacar su contenido en potasio, recomendable en casos de hipertensión, y en ácido fólico, muy beneficioso durante el embarazo. Es fuente también de vitaminas antioxidantes como la E y la B3.

Las primeras castañas frescas aparecen en el mercado en otoño y, dado que se pueden conservar con facilidad, es posible encontrarlas hasta finales de invierno. Sirva como pista a la hora de adquirir castañas que hay tener en cuenta el estado de la piel o cuero externo. Una corteza brillante y lustrosa es señal externa de la calidad del fruto.

En Frutas Charito puede encontrar castañas frescas, peladas, precocidas y envasadas al vacío…. Una vez en su domicilio se deben conservar en un lugar fresco y seco hasta el momento de su consumo o utilización. Si están peladas y cocidas, se pueden conservar durante algunos días en el refrigerador. También se pueden congelar, tanto crudas como cocidas, y de este modo se mantienen en buenas condiciones durante aproximadamente 6 meses.
Gastronomía con castañas

Se aconseja colocar las castañas frescas extendidas en cestos. Nunca se deben introducir en bolsas de plástico, ya que acabarían enmoheciéndose.

El consumo de castañas crudas no está muy extendido, ya que de esta manera resultan ásperas y duras. Se suelen someter a un tratamiento culinario previo a su consumo, asándolas o cociéndolas.
Si se van a consumir las castañas asadas no es preciso pelarlas previamente, basta con hacerles un corte en la corteza para evitar que se revienten durante su preparación. Por el contrario, es necesario pelarlas si se van a cocer.

Las castañas se emplean desde hace tiempo en multitud de receta. Enteras o en puré, suponen una excelente guarnición para la carne de caza, combina muy bien con todo tipo de aves y carnes, así como con otros vegetales. Las castañas constituyen un ingrediente fundamental de muchas recetas de repostería, más o menos complicadas. Hurgando en la memoria a muchos les vendrá el recuerdo de un postre muy tradicional en España, como eran las castañas cocidas con anís.


Receta de sopa de castañas y setas
Sopa de setas y castañas

Ingredientes:
1 litro de caldo de pollo
250 gr. de castañas peladas
30 gr. de setas
Nata líquida
3 lonchas de jamón ibérico
Sal
Pimienta

Comenzamos hidratando las setas poniéndolas en un colador bajo el grifo del agua fría. Limpiamos bien y dejamos reposando en agua templada entre 20 y 30 minutos. Las cortamos en trozos pequeños.

Cortamos también el jamón.

En una olla vertemos el caldo de pollo, añadimos las castañas y cocemos a fuego medio hasta que queden blandas. Retiramos y reservamos algunas castañas. El resto las pasamos junto con el caldo de cocción por la batidora hasta lograr la textura deseada.

Salpimentamos y añadimos las setas. Volvemos a poner al fuego y mantenemos a fuego lento unos minutos más. Sumamos un poco de nata líquida y el jamón.

Removemos, retiramos y servimos añadiendo las castañas que habíamos reservados previamente.

Receta de ABCdeSevilla


Más información, pedidos o compra on-line en nuestra web Frutas Charito
Frutas Charito

Frutas Charito: hidratación a mordiscos

Alimentos para hidratarse

Si pensaste que beber líquidos es la única forma de mantener el nivel de hidratación adecuado de tu cuerpo, estás equivocado. Llevar una alimentación a base de frutas y verduras ayuda de forma muy importante a la hidratación. Esta es una de las razones por la que muchos especialistas en nutrición recomiendan alimentarse con “todos los colores del arco iris”, una clara metáfora de lo que sería un plan alimentario completo y equilibrado, y donde frutas y verduras son esenciales.

El cuerpo tiene un delicado equilibrio con un contenido en agua que asciende a dos tercios de su peso. Esta agua supone el 85 por ciento de la sangre, el 80 por ciento de la masa muscular y un cuarto de la masa ósea. Es importante permanezca hidratado, que mantenga el nivel correcto de agua, para permitir que se produzcan las reacciones químicas vitales y que los nutrientes se transporten a los órganos y tejidos.

Perdemos agua en cada una de las funciones que realizamos, por lo que se necesita recuperar lo que pierde. Si además realizas ejercicio mayor es la necesidad de ingerir más líquido para permanecer hidratado. Pero, al margen del esfuerzo que diariamente realicemos, el cuerpo necesita una cantidad diaria imprescindible de líquidos, al mismo tiempo que recuperar los minerales que va perdiendo.
Hidratación corporal

Es un grave error esperar a tener sed para ingerir líquido o preocuparse solo en los días de calor de beber agua. Apunta tres datos muy indicativos que marca la fundación European Hydration Institute (EHI): el 90% de los dolores de cabeza son provocados por la deshidratación; la insuficiencia de agua en el cerebro hace que la capacidad de concentración de un ser humano caiga en un 15% y la memoria a corto plazo en un 10%. Además, no tomar suficiente agua provoca que la piel se apague y el cabello pierda brillo.

Si bien el agua es el mejor hidratante natural consumir frutas y verduras, además de aportar a tu cuerpo energía y vitaminas, brindan la cantidad de líquido necesaria para el correcto funcionamiento de tu organismo.

Te proponemos algunos productos, y la lista la podríamos alargar sine die, que por su contenido en agua, algunos cercanos al 100%,  y por su fácil consumo te servirán para regular correctamente tu hidratación corporal:

Pepino: Posee un 96% de agua, cuenta únicamente con 17 calorías, ofrece nutrientes como potasio, vitamina C y fibras. Es ideal para la digestión, se recomienda que su consumo sea crudo para aprovechar sus beneficios.

Papaya: Ayuda a la digestión, le brinda  más energía al cuerpo para reparar la piel, logrando que esta luzca radiante, igualmente gracias a que contiene vitamina A  se encarga de la salud y buen funcionamiento de diferentes órganos.
Frutas hidratantes

Sandía: Rica en vitamina C, ideal para conseguir una piel hidratada y buenas defensas en los organismos, aporta un 92% de agua, reduce el riesgo de enfermedades cardíacas y varios tipos de cáncer.
Puedes ingerirla en ayunas para aumentar el proceso de digestión, cómela sola para que no pierdas algunos de sus beneficios.

Tomate: Al estar compuesto de licopeno (un poderoso antioxidante) lo hace un importante protector de la piel, combate contra el envejecimiento y el acne.
Cuenta con un  94% de agua y 20 calorías, es fuente potasio, fosforo, vitamina A y C.

Manzana: Contiene 86% de agua, el consumo de una manzana  a diario aporta la fibra que el cuerpo necesita, es una de las frutas con mayor antioxidante el cual  disminuye el crecimiento de las células cancerosas, reduce el riesgo de poseer Alzheimer y disminuye las enfermedades del corazón.
Lechugas para consumir recién recolectada

Vegetales de hoja verde: Espinacas y lechugas aportan un 95% de agua, son ricas en vitamina A y C, fundamentales en el cuidado de la piel, poseen minerales, antioxidantes, y nutrientes que ayudan a la desintoxicación, colaborando a eliminar las toxinas e impurezas de la piel, previenen el cáncer, preservan la memoria y mantienen una visión sana.

Kiwi: Esta fruta tiene un 83% de agua, el consumo de un kiwi proporciona más del doble de las necesidades diarias de vitamina C, gracias a que contiene fibra es excelente para regular el colesterol y la presión sanguínea, disminuye el riesgo de coágulos y baja los niveles de lípidos sanguíneos.

Agua de coco: Esta agua es lo más hidratante que el coco posee, se dice que combate los signos de la vejez, es buena para la digestión y la piel, ya que construye las membranas de la epidermis dejándola suave y  radiante.
Naranjas naturales

Naranja: Con un 88% de agua, es rica en potasio, vitamina C, calcio, ácido fólico y presenta los nutrientes necesarios para la recuperación de la piel.

Además recordarte nuestra gama de zumos naturales, exprimidos cada día, que favorecen la rápida absorción del preciado líquido.


Más información, pedidos o compra on-line en nuestra web Frutas Charito
Frutas Charito

Frutas Charito: mango, rey de las frutas tropicales

Mango, fruta tropical

Para muchos el rey de las frutas tropicales, el mango es ya un clásico:, un fruto carnoso, sabroso y refrescante, extremadamente versátil a la hora de consumir, y te lo mostramos con una receta de flan de mango.

El mango se cultiva desde tiempos prehistóricos y existen referencias escritas sobre este fruto que datan aproximadamente del año 2000 antes de Cristo. Originario de la India y Birmania donde siempre ha sido objeto de veneración. En el hinduismo, el dios Ganesha , simbolizado por la cabeza de un elefante, reverenciado como patrono de las artes y las ciencias, del conocimiento y la inteligencia, sostiene en sus manos mangos perfectamente maduros como símbolo de los logros de los devotos y de su potencial de perfección.

Conocido también como “melocotón de los Trópicos”, el mango es rico en fibra, minerales (fósforo, calcio, potasio), vitaminas (especialmente A y C) y ácido fólico.
Mangos, frutas tropicales

A la hora de consumir mango es importante que esté ligeramente blando y que desprendan un buen aroma, ya que el mejor sabor del mango se consigue cuando está maduro. El color de la piel no es un indicador de madurez, esta coloración nos cuenta únicamente cuál es la variedad de la fruta. Por ello, déjese aconsejar por el equipo de Frutas Charito, nos indica aproximadamente en qué momento lo va a utilizar y elegiremos la pieza idónea. No admitimos fracasos.
Sirva como recomendación que esta fruta sólo se debe conservarse el frigorífico si se quieren consumir frío, y únicamente durante el tiempo que necesiten para alcanzar la temperatura deseada.

El mango es todo un manjar como fruta fresca, de hecho es el uso preferido de los consumidores, pero funciona a las mil maravillas al incluirlo en ensaladas o como “contorno” de carnes, y sus posibilidades se despliegan si pensamos en convertirlo en zumos y mermeladas, enorme su comportamiento en toda la repostería y vital en esa delicia asiática que se denomina chutney, la materialización de todos los sabores.

Pero vamos con un consejo práctico: ¿cómo pelar y cortar un mango sin armar un estropicio?. Hemos encontrado un video que nos facilitará dos formas sencillísimas y originales de extraer lo mejor del fruto, aprovechando toda la pulpa.


Receta de flan de mango
Postre de mango

Ingredientes:
2 mangos maduros
100 gr. de azúcar
60 gr. de harina de maíz
4 huevos
1 litro de leche
Vainilla en polvo
Caramelo líquido

Pela los mangos y trocéalos para triturarlos junto con la leche.
Bate el resto de ingredientes, es decir, el azúcar, los huevos, la vainilla y la maicena, hasta conseguir una crema fina.
Junta ambas preparaciones y vierte el resultado en flaneras individuales, cuyo interior habremos caramelizado previamente.
Prepara un baño María y hornea las flaneras a 180ºC durante 45 minutos aproximadamente.
Una vez los flanes hayan cuajado, los sacamos del baño María y dejamos enfriar antes de desmoldar.
Decora los flanes con unas frambuesas cortadas por la mitad y unas láminas muy finas de mango (sin pelar).
Para evitar que la superficie de los flanes se queme durante el horneado, cúbrelos con papel aluminio o con una placa de horno.

Receta de la web ABCdeSevilla


Más información, pedidos o compra on-line en nuestra web Frutas Charito

Frutas Charito