Del mercado a tu mesa

Category - Ernesto Prieto

Información de la pescadería Ernesto Prieto

Pescadería Ernesto Prieto: su restaurante en casa

Alta cocina para llevar

La comida para llevar que se elabora diariamente en Pescadería Ernesto Prieto es fruto de una cuidada selección de materias primas y la aplicación de las mejores técnicas culinarias a cargo de un equipo de cocina altamente cualificado.

En Pescadería Ernesto Prieto , en el Mercado de Chamartín, hemos dado un salto cualitativo en la comercialización de comida preparada para llevar, una sección de nuestra tienda que ya contaba una afianzada fama, pero donde hemos implementado importantes novedades.

Nuestra filosofía de trabajo ha sido potenciar tres aspectos fundamentales para mejorar el servicio: instalaciones, equipo de profesionales y la más alta calidad de producto.

Para ello hemos abierto un espacio de creación gastronómica a la altura de los mejores restaurantes, tanto en superficie como en dotación del equipamiento más moderno que nos permite elaborar la mejor cocina. De la misma forma hemos ampliado el equipo de profesionales, de alta cualificación, dispuestos a hacer de la comida para llevar un placer para los sentidos, con el máximo respeto a la tradición culinaria, sin olvidar las tendencias más actuales. Y por supuesto, y como siempre, haciendo de la calidad de la materia prima el elemento que vertebra nuestra oferta de platos elaborados.

Todo ello nos permite mostrar una variada y tentadora carta que cubra las necesidades de nuestros clientes, desde una comida familiar, reuniones con amigos, celebraciones, fiestas o, simplemente, el menú diario. Todo pensado para que usted tenga a su alcance elaboraciones gourmets para consumir en casa con solo calentarlas, o con la mínima preparación, sanas y equilibradas.

Cada día ponemos en nuestros escaparates platos para llevar con los pescados y mariscos más frescos, pero también usted puede solicitarnos con antelación la preparación que desea de nuestra carta, y lo tendrá dispuesto para su retirada.

Como muestra de nuestra completísima oferta:

Croquetas de merluza Pescadería Ernesto Prieto

Croquetas Ernesto Prieto, auténticas delicias elaboradas con el máximo respeto a la mejor de las recetas, que hemos ido perfeccionando hasta conseguir una textura y un sabor cuasi perfectos, ya sea en su variedad de carabineros, de merluza o de chipirones. Goces gastronómicos que una vez en sartén se convertirán en el mejor bocado.

Chipirones en su tinta de Pescadería Ernesto Prieto

Chipirones en su tinta, elaborados con chipirones únicos seleccionados por su terneza, frescura y sabor, en una salsa donde el generoso pochado a fuego lento le otorga el punto óptimo. Genuina poesía culinaria.

Merluza a la bilbaína de Pescadería Ernesto Prieto

Merluza a la bilbaína, para la que escogemos merluza de pincho superior, partida en generosos trozos, horneada en el punto justo, para honrar su selecta carne y preservar sus cualidades, y acompañada de un sofrito clásico.

Gyozas de gamba, atún o calamar

Gyoza de gamba, calamar o atún, un dumpling famosísimo de la gastronomía asiática, y en algunos casos lo consideran la versión japonesa de las empanadillas chinas. Preparados para un breve paso por sartén que le confiere un envoltorio tostado, crujiente y un punto caramelizado, con un relleno interior delicioso.

Hamburguesa de merluza de Pescadería Ernesto Prieto

Hamburguesa de merluza, la hamburguesa más sana que pueda desear, elaborada con los mejores ingredientes: merluza finamente picada, con una pizca de sal, a la que damos forma y envolvemos en una cobertura de panko, que consigue un rebozado más crujiente, fino y ligero.
Puede adquirirlas sin cocinar o listas para consumir, pues se la ofrecemos entre dos panes de increíble esponjosidad, con una fina loncha de queso cheddar, hojas de rúcula y el aliño de salsa tártara con un toque de mostaza de Dijon.

Para más información, pedidos y compra on-line consulte nuestra web: www.ernestoprieto.es

Web Pescadería Ernesto Prieto

Receta de mero dos salsas

Receta de lomos de mero en dos salsas

Sabrosísima y blanca carne de lomos de mero en dos salsas, creación perfecta para una gran ocasión, de las manos de Eva Arguiñano en la web Hogarmanía

Ingredientes (2 personas):

2 lomos de mero de 200 g cada uno
5 pimientos del piquillo
3 dientes de ajo
1 cebolleta
10 gambas peladas
8 almejas
1 cucharadita de harina
75 ml de caldo de pescado
50 ml de vino blanco o txakoli
Aceite de oliva
Sal
Perejil picado

Para la salsa roja, parte dos dientes de ajo por la mitad y dóralos en una sartén con un chorrito de aceite. Corta los pimientos del piquillo en juliana y agrégalos a la sartén. Añade media cucharadita de harina y vierte un tercio del caldo. Sazona y rehoga unos minutos. Coloca la mezcla en un vaso batidor y tritura.

Para la salsa verde, pica la cebolleta y el otro diente de ajo, y dóralos en una sartén con un chorrito de aceite. Añade las gambas y las almejas e incorpora la otra media cucharadita de harina. Rehoga y vierte el vino blanco o el txakoli y el resto del caldo. Cocina durante 7 minutos y espolvorea con una pizca de perejil picado.

Haz un corte superficial en la piel de los lomos de mero (para que no reduzcan al cocinar) y fríelos con la piel hacia arriba en una sartén con un poco de aceite. Dales la vuelta y cocínalos por el otro lado.

Pon la salsa roja en la base del plato y coloca el mero encima. Agrega las almejas y las gambas y salsea con la salsa verde.

Pescadería Ernesto Prieto: pez limón

Pez limón o serviola

Delicado y extremadamente sabroso, el pez limón es uno de los pescados que mayor interés tiene para restauradores y gourmets, pero un gran desconocido para el consumidor de a pie.

Dicen que Madrid es el primer puerto de mar de Europa y el segundo del mundo, (Tokyo se reserva el lugar más alto del escalafón), y es que a pesar de los cientos de kilómetros que nos separan de la costa esta afirmación hace referencia a la cantidad y variedad de producto de mar que se comercializa en la capital. Todas las especies están, en mayor o menor medida, representadas en los mostradores de las pescaderías capitalinas. Con todo, existen especies menos presentes en el mercado, más por las costumbres de los consumidores que por las cualidades culinarias. Uno de esos grandes desconocidos tierra adentro, o poco utilizados, es el pez limón, una delicia marina a la que la cocina gaditana rinde histórico reconocimiento y que la gastronomía japonesa le otorga un rol de primer orden.

Para algunos “el primo pobre del atún”, este pescado azul es también conocido por otros nombres: serviola, lecha, silvia, verderón, pedregal y alballada, y recibe la denominación cítrica por una singular línea ambarina que recorre su cuerpo desde la boca a la aleta dorsal.

Pez limón o serviola

Como sus familiares palometas y jureles su coloración en el dorso es azul verdosa y la cola presenta su característica forma en uve. De cuerpo aerodinámico, alargado y elegante, que habla bien a las claras de sus magníficas dotes de nadador, es un consumidor contumaz de sepias y calamares, siempre que la suerte le sonría, pero como buen depredador y hábil de movimientos no le hace ascos a jureles, palometas y agujas.

Durante los meses de estío busca el litoral y en invierno busca su hábitat en aguas muy profundas.

De buen porte, sin llegar al atún de almadraba, la talla más común alcanza el metro de longitud y llega a pesar los 70 kilos de peso.

Laminado de pez limón

Laminado de pez limón. Restaurante Lakasa

Como buen representante de los pescados azules, el pez limón muestra en su apreciada carne prieta un alto contenido en Omega 3. Para no perder la exquisitez de su bocado en la elaboración en cocina se le debe aplicar el máximo respeto y pocos alardes imaginativos, como si de un atún se tratara, pues sus cualidades más señaladas, textura y sabor, no se deben perder en elaboraciones complejas.

Al igual que aquel, la ventresca es uno de los cortes más buscados, pues su jugosidad es memorable preparada a la plancha o al horno. Pero nada despreciables son también sus lomos en filetes, ya sean en plancha o fritos.

Fruto de la dominante implementación en la cocina local de los hábitos culinarios japoneses, o las mixturas de la cocina peruana,  cada vez es más frecuente el uso del pez limón en crudo, lo que permite saborear con más claridad las cualidades gustativas de este pescado excepcional. Finas láminas, que bien en forma de sashimi o en preparaciones como los tiraditos y ceviches, son aderezadas con cítricos, soja, jenjibre…, resaltando el delicado sabor de la materia prima.

En Pescadería Ernesto Prieto le invitamos a descubrir esta delicia gastronómica, ya que encontrará de forma habitual pez limón en nuestros mostradores, fresco o congelado, incluso en las elaboraciones que diariamente se realizan en nuestro Rincón del Sushi, listas para comer.

Para más información, pedidos y compra on-line consulte nuestra web: www.ernestoprieto.es

La web de la Pescadería Ernesto Prieto

Web Pescadería Ernesto Prieto

Receta de pez limón al ajo arriero

Receta de serviola al ajo arriero

La simplicidad de esta receta de pez limón al ajo arriero, del blog Cocinar Sin Secretos, es una forma de garantizar lo mejor de la textura y el sabor de este pescado.

Ingredientes:
Pez limón 
4 dientes de ajo 
5 cc. de aceite de oliva 
1 cc de pimentón dulce 
Guindilla al gusto 
1/2 taza de caldo de pescado
Sal 

Limpiar y escamar el Pez limón. Obtener los filetes y colocarlos en una fuente. Cocinar unos minutos el aceite, los ajos pelados y fileteados y una punta de guindilla, en la sartén a fuego mínimo.

Agregar el pimentón, remover rápidamente, salar y agregar el caldo.

Verter sobre el Pez limón, cubrir y cocinar 7-8 minutos. Dejar reposar 3 minutos y servir.

Acompañar con papas al natural.

Pescadería Ernesto Prieto: doradas salvajes

Dorada salvaje de Pescadería Ernesto Prieto

Termina agosto, comienza septiembre, es una época muy especial, el cambio de las temperaturas en los mares y océanos se acelera. Las costas comienzan a vaciarse y las épocas de veda de muchas especies han finalizado. Todas estas modificaciones hacen de esta temporada un momento único para pescados y mariscos, en especial para algunas especies como la dorada salvaje.

La dorada es un pescado que podemos encontrar a lo largo del todo el año, gracias a ser una de las especies que mayor desarrollo ha tenido en la acuicultura, criaderos y piscifactorías se encargan de satisfacer de forma continua la demanda. Pero la dorada salvaje mantiene su estacionalidad, necesita que las aguas marinas comiencen a perder temperatura para encontrar su momento óptimo de captura.

Dorada salvaje

Frente a sus hermanas criadas en cautividad la dorada salvaje presenta una textura y un sabor marcadamente diferentes, bien por el tipo de alimentación, bien por el entorno donde alcanza su madurez. Es esencialmente carnívora y basa su dieta en moluscos, crustáceos y pequeños peces, mientras que las de criadero evolucionan con piensos de alto rendimiento. La salvaje está en contínuo movimiento, este ejercicio provoca una carne más prieta y mayor infiltración de grasa en la carne, que le otorga el sabor y el aroma característicos. Esto no quita méritos y virtudes a la dorada de piscifactoría, pero sería como comparar un buen jamón con un 5 J. Es inevitable, el sabor tiene su precio.

Visualmente usted podrá diferenciar una dorada de otra atendiendo a su característica mancha de la cabeza, marcadamente amarilla (o dorada) en la salvaje y de una tonalidad grisácea y negra en el pescado de piscifactoría. También el tamaño y forma avisan de su origen, las salvajes son más grandes, dando los ejemplares menores un peso de 1 kilo y los mayores pueden alcanzar hasta los 7 kilogramos. Las desarrolladas en granjas marinas suelen ser más estandarizadas en peso y tamaño (entre 400 y 800 gramos).
Observará también que las “silvestres” son más esbeltas, con escamas apretadas y firmes y la aleta suele ser más alargada.

En la cocina la generosidad de la dorada es infinita, prácticamente cualquier preparación de pescado puede ser escenario para que la dorada salvaje sea protagonista. Y de este derroche de altruismo han dado buena cuenta chefs y cocineros, convirtiéndola en estrella de un sinfín de platos.

Las cualidades de las doradas salvajes

Foto: Mercadocalabajío

Elija la forma que más le guste: al horno, a la brasa, a la plancha, al vapor, en crudo – existe todo un recetario de preparaciones japonesas- , frita, empanada… Troceada se integra a la perfección en sopas, calderetas y guisos, sola o en compañía de otros productos marinos.
Y confraterniza con todo tipo de salsas y condimentos, ya sea vinagreta, mayonesa, salsa tártara, alioli, de limón, jengibre…

Dorada a la sal con tomates provenzales

Foto: Genuinus

Pero la receta más conocida es la dorada a la sal, tanto por la sencillez y naturalidad del proceso como por el resultado. Con este procedimiento de cocción, tan antiguo como la humanidad misma, el pescado queda muy jugoso y tierno, la sal absorbe la grasa y lo cocina de forma suave y homogénea, trasmitiendo simplemente su aroma yodado al mismo tiempo que sazona ligeramente el producto. Este método, que optimiza los sabores de las doradas en general, consigue con una dorada salvaje niveles sublimes, pues le permitirá apreciar en toda su extensión las cualidades organolépticas de este pescado.

Receta de dorada al horno

Foto: Saboresdelmar

Tan solo recuerde que el pescado debe estar entero y muy fresco, que puede estar sin eliminar las vísceras o limpios, pero en este último caso han de limpiarse por las agallas, sin abrirlos, y conservar las escamas. Ha de utilizar sal gruesa marina sin refinar.
Pero si no quiere complicarse la existencia recordando estas reglas, bastará con que nos recuerde que su dorada va ser cocina a la sal y se la entregaremos en perfecto estado de revista.

Para más información, pedidos y compra on-line consulte nuestra web: www.ernestoprieto.es

La web de la Pescadería Ernesto Prieto

Web Pescadería Ernesto Prieto

 

Receta de dorada salvaje a la espalda

Receta de dorada salvaje a la espalda

Incluso las recetas más clásicas de dorada alcanzan un nivel superior cuando utilizamos doradas salvajes.

Ingredientes:

1 dorada salvaje por persona
Aceite de oliva
Ajos
Vinagre
Pimentón dulce
Sal
Pimienta
Cayena (opcional)

Una vez limpias se lavan bajo el grifo y se secan con papel de cocina, las salpimentamos y las hacemos en una sartén grande o en la plancha si disponemos de ella.

Cuando este caliente ponemos las doradas abiertas por la parte de la carne con un chorrito de aceite de oliva. pasados unos minutos le damos la vuelta y las cubrimos con papel de aluminio para evitar salpicaduras y para que se hagan en la plancha. Seguimos el punto de hechura levantando el papel hasta que comprobemos que están a nuestro gusto.

Previamente tendremos la ajada hecha a fuego lento en una sartén con aceite de oliva, tres dientes de ajos laminados y la cayena si nos gusta con un toque de pique suave.

Antes de que se doren los ajos ponemos una punta de pimentón dulce junto con unas gotas de vinagre, y se aparta la sartén. Hay que poner precaución de no quemarnos con las salpicaduras.

La dorada una vez cocinada se le pone la ajada caliente por encima y a disfrutar…

 

Receta cortesía El Club de la Cazuela 

 

Pescadería Ernesto Prieto: lo más bonito del Norte

Bonito del Norte de Pescadería Ernesto Prieto

Bonito del Norte, el pescado del verano capturado con técnicas tradicionales en el Cantábrico, garantía de extraordinaria calidad y frescura. Sabroso, versátil en la cocina y excelente para organismo.

Centro de bonito del Norte

De la familia de los atunes, el bonito del Norte es una de sus variedades de mayor calidad, ya que se caracteriza por tener un sabor exquisito y una textura más suave que la del resto de su especie. Su captura en el Cantábrico comienza con la festividad de San Juan y la campaña de “la costera”, que así se denomina, se prolongará durante todo el verano, haciendo las delicias de los paladares más exigentes.

Sus diferencias, al margen de su sabor peculiar, con otros túnidos está en que las aletas pectorales son muy largas, llegando más atrás de la aleta anal. Es un soberbio animal de cabeza grande y cónica, el cuerpo tiene una marcada forma hidrodinámica, es fusiforme, robusto y panzudo, brillante, azul muy oscuro en el dorso, más claro y grisáceo en los flancos y plateado en el vientre.
De poderosa boca con dientes cónicos y pequeños y los ojos grandes y redondos. Su piel pétrea con escamas muy duras y su tamaño puede ir del medio metro al metro, sin descartar ejemplares de mayor tamaño.

La captura del bonito tiene una larga tradición, siglos atrás eran pequeñas embarcaciones de los puertos cantábricos, con remos y vela, los encargados de llevar a tierra este preciado pescado azul, utilizando el arte del curricán o cacea, habitual del norte de España y que después ha sido sustituido por la técnica del. Una y otra son artes tradicionales que utilizan la caña y el anzuelo, lo que significa que el bonito se pesca uno a uno, permitiendo seleccionar aquellos ejemplares de mejor calidad, y que evita capturas accidentales de otras especies y el deterioro del fondo marino.

Este túnido que durante el invierno mora en las aguas próximas a las Azores, se desplaza a finales de la primavera Mar Cantábrico y su temporada de captura se desarrolla hasta el mes de septiembre. En su viaje migratorio anual, el atún blanco o bonito del Norte, llega a las costas del norte alimentándose en su viaje de caballas, arenques, sardinas, calamares y crustáceos, que le aportan.

El bonito del Norte es un alimento saludable, rico en proteínas y en vitaminas A, B, D y K, con un importante aporte de minerales esenciales para el metabolismo humano como el calcio y el yodo y todo un campeón en acumular propiedades nutritivas: pues suministra ácidos poliinsaturados, tales como el ácido linoleico y Omega 3, de probadas virtudes para el perfecto funcionamiento de nuestro organismo.

Bonitos del Norte, el túnido del verano

De cómo demostrar la exquisitez de su carne se encarga un amplísimo listado de preparaciones que abarca desde su presencia en pinchos, tostas, brochetas y tapas, de su colaboración en dar prestancia a ensaladas, salteado de verduras, tortillas, pastas, arroces y, por supuesto, como integrante de platos únicos: marmitako -es un canto a la perfección gastronómica-, escabeche, cebiche, sushi, tempura, frito… y, en rollo, una suerte de pastel de bonito del Norte guisado que es emblema de la cocina asturiana.

Delicias orientales

Sushi para llevar

Tras una parada técnica, el Rincón del Sushi vuelve con más ímpetu. Nuevas manos se encargarán, con la misma habilidad, pericia y saber hacer que antes, de elaborar todo el muestrario de delicias orientales y de fusión para llevar. Sushi, sashimi, uromaki, cebiche… compiten en atractivo y siempre elaborados con el mejor pescado y marisco que pueda imaginar.

No se lo pierdan, pues tenemos preparada toda una Revolución Oriental en próximas fechas.

Para más información, pedidos y compra on-line consulte nuestra web: www.ernestoprieto.es 

La web de la Pescadería Ernesto Prieto

Web Pescadería Ernesto Prieto

Pescadería Ernesto Prieto: pescado, marisco.. y agua del océano

Langosta roja de Pescadería Ernesto Prieto

Encontramos en el mar todos los productos, pescados y mariscos que proporcionan una dieta variada y rica en nutrientes. Ahora damos un paso más allá y también le traemos el agua del oceáno Atlántico embotellada para el consumo. El medio marino no para de satisfacer las necesidades del consumidor.

Pero antes de sumergirnos en esa nueva tendencia que es aprovechar como bebida energética el agua de mar, queremos sugerirle un producto exquisito: la langosta del Mediterráneo, la capturada en las costas occidentales de este mar y en las islas Baleares; de carne fina, compacta, blanca y delicada, cuyo aspecto exterior presenta un caparazón pardorrojizo o rojo violáceo, cubierto de protuberancias puntiagudas, integrante de un amplio recetario de lo que se podría considerar “cocina fastuosa”. Pero esto no siempre ha sido así.

Langostas en Pescadería Ernesto Prieto

Las veleidades históricas de los gustos en la mesa provocan extrañas situaciones. La célebre caldereta de langosta nació como plato de aprovechamiento en una época en que este crustáceo era abundante y no tenía la notoriedad que tiene en la actualidad. Es difícil comprender cómo es posible que la codiciada langosta fuese una comida de pobres, que se intercambiaba, en el mejor de los casos, por alimentos más básicos y menos habituales en las Baleares, como eran la carne o las patatas, y muy común en las casas de los marineros en Fornells (Menorca).

Ha pasado el tiempo, y ahora la langosta del Mediterráneo es ya una apuesta por la cocina de alto nivel, reservada a las grandes ocasiones, aunque entre sus preparaciones, muchas y variadas, la caldereta sigue siendo su elaboración más reconocida. Un plato sencillo, cuya base es un sofrito de tomate, ajo, cebolla y pimiento verde, al que se le añaden agua, y en plena ebullición la langosta viva, limpia y recién troceada. Donde el secreto está en el punto de cocción, y en la maña del cocinero, para que la carne del crustáceo no quede seca. Antes de servir el refrito se tritura para que la salsa adopte una presencia de crema ligera que vuelve a hervir escasos minutos previos a saltar a la mesa.

La personalidad de cada chef le añade algún matiz: ya sea picada de ajo o perejil, o lo bendicen con un chorrito de cognac o vino blanco, o un pellizco de harina como espesante. En esto los más estrictos se revelan, pues lo consideran innecesario, ya que las langostas hembras poseen una bolsita (donde se depositan las huevas que no han llegado a eclosionar) con una consistencia semejante a la yema de huevo que da textura y sabor suficiente al caldo.

Langosta roja de Pescadería Ernesto Prieto

Hoy, nuestros viveros muestran lo mejor de esta especie, en la actualidad elevada a los altares de la cocina, ejemplares de enorme tamaño fruto de una pesca sostenible en aguas mediterráneas que esperan su elección.

Agua del Océano Atlántico

Hasta ahora nos beneficiábamos del agua de mar como inmensa despensa de donde disponíamos de alimentos, como zona de ocio y como medio terapéutico externo en instalaciones de talasoterapia. Pero el océano continúa proporcionándonos una enorme variedad de beneficios, esta vez como bebida. El agua de mar contiene un sinfín de propiedades de alto valor para nuestro organismo que ya utilizábamos en forma de algas o en forma de sal. Ahora es moda el consumo habitual del agua del océano.

Agua de mar para consumo

La firma Algamar, de reconocido prestigio en la distribución de algas marinas, ha sacado su propia línea de Agua del Océano Atántico para el consumo diario. Recogida en el entorno del Parque Nacional de las Islas Atlánticas, donde las corrientes oceánicas las remueve continuamente, purificada mediante microfiltrado en frío y sin añadir conservante alguno. La mejor agua de mar en estado puro.

La composición del Agua del Océano Atlántico tiene un alto contenido en sales minerales, las mismas que aportan calidad a los mariscos y pescados de la costa gallega, lo que asegura un resultado perfecto en diferentes usos:

  • Chefs de reconocido prestigio lo utilizan en la cocción del marisco, pues su punto de salinidad permite conservar el aroma y sabor. Las mismas características que aporta en la preparación de pescados sin alterar las mejores propiedades organolépticas y nutritivas.
  • Como base en la elaboración de arroces, pues los caldos enriquecidos con el Agua del Océano Atlántico aseguran un resultado final perfecto.
  • Clientes aficionados a elaborar su propio pan en casa nos han asegurado que el uso de este tipo de agua en la panificación prolonga las propiedades y el sabor de la masa.
  • Y como no, como bebida, directa y controladamente, es muy beneficioso para la salud, por ser un excelente nutriente para nuestras funciones vitales.

Sirva un ejemplo, según contaba un periódico de tirada nacional, en el último Open de Australia de tenis Rafa Nadal superó un momento de crisis durante su partido con Tim Smyczek, producto de la deshidratación por las elevadas temperaturas, gracias a una ampolla de agua de mar, para acabar ganando el partido. Si lo hace Nadal y le sienta tan bien…

Para más información, pedidos y compra on-line consulte nuestra web: www.ernestoprieto.es

La web de la Pescadería Ernesto Prieto

Web Pescadería Ernesto Prieto

Receta de langosta a la catalana

Langosta a la catalana

A pesar de su denominación, el origen de la receta de la langosta a la catalana se sitúa en Cerdeña, cuando la isla estaba bajo el dominio de la Corona de Aragón. Sabrosísima.

Ingredientes:

1 langosta mediana
1 cebolla
1 diente de ajo
2 tomates maduros
Aceite de oliva
Sal
Pimienta blanca recién molida
1 hoja de laurel
1 cucharadita de canela en polvo
1 copa de brandy

Para la picada
30 gr. de chocolate negro
50 gr. de almendras tostadas
1 diente de ajo
Perejil

Pica la cebolla y el ajo finamente para rehogar el conjunto en una cazuela de barro con un poco de aceite de oliva. Cuando la cebolla esté bien pochada añadiremos el tomate rallado y seguiremos cocinando, a fuego suave.

Trocea la langosta en trozos medianos, los cuales incorporaremos a la cazuela de barro con mucho cuidado para que la carne no se desprenda de la cáscara. Condimentamos ahora con la canela en polvo, la pimienta blanca, el laurel y una pizca de sal. Remueve bien y añade el brandy.

En un mortero, machaca bien las almendras tostadas junto con el chocolate, el diente de ajo y el perejil, hasta obtener una pasta fina.

Aligera la pasta anterior con un poco de agua y vierte en la cazuela. Cocinamos a fuego suave durante 15 minutos y servimos.

 

Receta del blog Media Hora para Cocinar

 

Receta de gazpachos manchegos

Gastronomía de La Mancha, gazpachos manchegos

Elaboración propia de pastores y cazadores, los gazpachos manchegos son la esencia de la cocina manchega.

Ingredientes (4 personas):

½ conejo
1 perdiz
1 cebolla
1 pimiento verde
1 tomate
1 cabeza de ajos
Sal
Tomillo
Romero
Aceite de oliva virgen abundante.
1 paquete de tortas cenceñas (que puedes encontrar en Pollerías Hermanos Gómez)

 

Se cortan el conejo y la perdiz en porciones no muy grandes y se fríen brevemente en una cazuela con aceite de oliva virgen. Se sacan, se reservan y se desmigan.

En ese aceite se vierten los ajos, la cebolla y el pimiento, bien picados, y se sofríen hasta que estén bien pochados. Después se añade el tomate picadito, se sazona y adereza con tomillo y

romero.

Se agrega la carne reservada y se vierte agua hasta que cubra holgadamente todos los ingredientes. Se añaden las tortas cenceñas cortadas en trocitos y se deja cocer unos 10-12 minutos.

Servir caliente.

Imagen de la receta de la web web Hogarutil.com